Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 300 personas se reúnen en la asamblea de parados del 15-M

Desempleados se encuentran en Sol con el objetivo organizarse para reivindicar sus derechos

Más de 300 personas se han reunido esta tarde en la primera asamblea de parados que organiza el Movimiento 15-M en la Puerta del Sol de Madrid. El perímetro del kilómetro cero ha vuelto a ser un ágora abierta a todo tipo de público para expresar su indignación y su inquietud por el panorama laboral actual.

El perfil de la reunión de hoy es más adulto. Más canas y menos piercings entre los asistentes a este encuentro dirigido principalmente a los desempleados para "dar un empujoncito a los parados para que se organicen y vean como quieren reivindicar sus derechos", afirma Alberto Roson, de 57 años, miembro de la asamblea de Fuenlabrada, en el paro desde hace dos años y uno de los impulsores de la iniciativa. Su mujer Eugenia Pérez tampoco tiene trabajo. Alberto asegura que ha perdido "la esperanza de encontrar un empleo".

Los parados cogen el micrófono y dan voz a sus quejas. Si Roson se refería a al dificultad de reincorporarse al mercado laboral cumplidos los 50 años, los jóvenes denuncian la precariedad como cobrar 300 euros por un contrato de prácticas. Planea sobre la plaza la idea de convocar una huelga general.

Un chico invidente interviene y señala que para los discapacitados es mucho más difícil. "Estamos preparados y tenemos muchas ganas de tener una oportunidad para hacer cosas", dice el joven que se gana el aplauso más ruidoso y unánime hasta el momento.

Aunque el encuentro se dirigía a los parados han sido numerosos los jubilados que se han acercado a la Puerta del Sol. A las pancartas con eslóganes como "Juntos contra el paro" o "Aumento del salario mínimo" se sumaban proclamas como "Contra el pensionazo".