Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia premia a Valentín Fuster

El cardiólogo catalán ha recibido el Gran Premio Científico por su investigación de la enfermedad aterotrombótica.

En una muy solemne ceremonia, bajo la impresionante cúpula del Instituto de Francia de París, el cardiólogo catalán Valentín Fuster ha recibido el prestigio Gran Premio Científico, entregado a través de la Fundación Lefoulon-Delalande, por su investigación de la enfermedad aterotrombótica. El presidente de la Academia de las Ciencias, Alain Carpentier, vestido con el tradicional traje de gala de los académicos, ha entregado al homenajeado una medalla y el galardón, dotado de 500.000 euros. "Siempre es un honor recibir un premio al que no te esperas", comentó Fuster tras el acto.

"Uno piensa enseguida en los colaboradores que uno ha tenido", explicaba el premiado mientras se dirigía hacia el cóctel que siguió la ceremonia. "Esto no es un trabajo de una persona sino de varios investigadores, de equipos, algunos de ellos están en España y otros están en Estados Unidos", detalló Fuster, quien dirige el Instituto cardiovascular del hospital Mont Sinai de Nueva York y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de Madrid. Aunque se acordó sobre todo de su compañera, Maria Ángeles, quien estuvo toda la ceremonia sentada a su lado. "Tengo una esposa que me hace un soporte impresionante, yo creo que se lo tenían que haber dado a ella".

El jurado del premio destacó en particular siete investigaciones de Fuster consideradas como determinantes para la cardiología. "Es uno de los grandes científicos de nuestros tiempos y además en un área que es especialmente de actualidad, dado que se trata de la enfermedad de las arterias coronarias", detalló Carpentier. "Ha dedicado décadas a investigar los mecanismos que producen esta enfermedad junto con su equipo, y sus contribuciones han sido determinantes para la comprensión de la enfermedad, para su tratamiento y para la prevención".

A la ceremonia hanasistido además de sus familiares, varios amigos del médico catalán -"han aparecido de forma espontánea, no les he llamado", asegura, alagado- entre los cuales Jaime de Marichalar, de paso por la capital francesa, o el tenor Plácido Domingo, quien tuvo que eclipsarse antes del final para asistir al ensayo de Il Postino, que se estrena a finales de mes en el teatro Chatelet de París. "Es mi gran amigo y un doctor al que admiro muchísimo, como amigo y como doctor... se merece todo", explicó el artista. Fuster, es también su médico personal y fue él quien le detectó el cáncer de colón del que tuvo que operarse hace un año.

El Gran Premio Científico es uno de los cinco premios, de los cuales tan solo tres son científicos, entregados anualmente por los académicos del Instituto de Francia. En pasadas ediciones ha sido atribuido a profesionales como Michel Haïssaguerre, Eric N.Olson o Dario DiFrancesco.