Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis sanitaria

Científicos alemanes identifican una posible causa de la gravedad del brote de 'E.coli'

La bacteria provocaría anticuerpos que atacarían al propio organismo, lo que unido al síndrome urémico hemolítico, hacen la infección mucho más virulenta.- El ministro federal de Sanidad dice que ha empezado a caer el número de nuevos afectados

Científicos de las universidades alemanas de Greifswald y Bonn han identificado una posible causa de la gravedad de las infecciones de la bacteria E.coli enterohemorrágica (EHEC) que ha matado a 23 personas en Alemania. Según los catedráticos Andreas Greinacher y Bernd Pötzsch, la infección provoca que el cuerpo produzca anticuerpos que atacan al propio organismo. Esto explicaría por qué los pacientes empeoran cuando los síntomas de la infección intestinal parecen empezar a remitir. Estos anticuerpos dañan ciertas estructuras cerebrales y renales. Combinados con el síndrome urémico hemolítico (HUS, por su acrónimo inglés) que desarrolla una parte de los pacientes, su efecto sobre la salud es mucho más grave. Hay más de 2.700 pacientes afectados por la bacteria, de los cuales unos 700 sufren el HUS. La crisis sanitaria se desató hace ya más de un mes.

Entre tanto, el ministro federal de Sanidad, Daniel Bahr, ha insistido esta mañana en que ha empezado a caer el número de nuevos infectados por EHEC. Bahr ha admitido que "la percepción y la comunicación" del desarrollo del brote infeccioso "debería mejorar".

El reputado Instituto Max Planck de Biología Infecciosa ha pedido que, en casos de alarma como este, el Gobierno federal instituya un centro de coordinación que evite la sensación de desorden que se ha extendido durante la crisis de EHEC. Primero se culpó infundadamente a los pepinos españoles, luego a unos brotes de soja de una plantación de Baja Sajonia, pero las autoridades siguen sin dar con el origen de la ola infecciosa. Según los expertos, no es raro que se desconozcan las causas de un brote así. Tanto más sorprende que las instituciones hayan señalado sin pruebas definitivas dos posibles orígenes, provocando alarma y cuantiosas pérdidas económicas a los agricultores.

Para hablar de coordinación y gestión de crisis se han reunido hoy en Berlín los ministros de Sanidad y Consumo de los 16 länder alemanes. Han asistido a la reunión el ministro Bahr y su colega de Consumo, Ilse Aigner. También ha venido a Berlín el comisario europeo de Consumo, John Dalli, que propone ayudas europeas para combatir la crisis sanitaria en Alemania. La oposición ha criticado con dureza la gestión política de la situación. Los socialdemócratas han calificado de "demostración de incapacidad" el hecho de que la reunión se celebre "a estas alturas", cuando parece que la ola infecciosa podría estar empezando a retirarse.

España, libre de los brotes de soja bajo sospecha

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Sanidad, Leire Pajín, se han reunido hoy con expertos en microbiología, enfermedades infecciosas, salud pública y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para analizar la evolución del brote de E.coli en Alemania en la sede del Ministerio de Sanidad en Madrid.

La directora general de Salud Pública, Carmen Amela, ha dicho que es posible que no se sepa nunca cuál es el origen de la infección, que los servicios sanitarios españoles están preparados para detectar cualquier posible caso de E.coli henterohemorrágica (EHEC) y que hay que tomar medidas de higiene básicas como lavarse las manos tras ir al baño y lavar bien frutas y verduras.

El presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, Roberto Sabrido, ha señalado que las autoridades alemanas han comunicado a las españolas que no han podido llegar a España partidas de los brotes de soja que están bajo sospecha procedentes de una plantación de Baja Sajonia, que está paralizada y cuya producción ha sido retirada del mercado.

EMILIO DE BENITO

Más información