Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En primavera, sidra con label

800.000 litros se comercializarán con el certificado vasco de calidad - 14 sidreros lanzarán este año un sello privado de garantía

Las primeras botellas de sidra etiquetadas con el distintivo Eusko Label de calidad comenzarán a comercializarse durante la próxima primavera. 800.000 litros de este caldo, elaborado exclusivamente con manzana autóctona, maduran en 20 barricas. En pocos meses se convertirán en la primera sidra natural con la K de Kalitatea. El viceconsejero de Pesca e Industrias Alimentarias, Jon Azkue, confirmó ayer que la sidra se convertirá en el 14º producto con Eusko Label.

La Fundación Kalitatea del Gobierno vasco y 19 miembros de la Asociación de Sidra Natural de Guipúzcoa —representan a 58 de las 70 sidrerías de esta provincia— vienen trabajando de la mano los últimos meses para hacer realidad una vieja aspiración de los productores.

El cocinero Karlos Arguiñano abre la campaña del 'txotx' en Astigarraga

Las 100 sidrerías de Euskadi y Navarra recibirán hasta mayo a un millón de personas

Otros 14 productores, asociados en Sagardo Mahaia, han otado por registrar una marca de calidad privada. En este caso, la manzana que utilizarán no será necesariamente del País Vasco, porque no cubre la demanda ni "tampoco es siempre la mejor", explica Miguel Zapiain. El certificado de estos productores garantizará que su sidra estará elaborada "con las mejores manzanas", añade.

La aparición de estas dos marcas de calidad estuvo ayer presente en el acto más resplandeciente para la sidra y sus productores: la apertura de la temporada del txotx, el rito que sirve para probar la sidra de 2009: "Es aromática, refrescante y de largo recorrido en boca", explicó José Ángel Goñi.

El cocinero Karlos Arguiñano fue el invitado para estrenar el espite: "Goxua (rica)", fue su reacción tras catarla. En 2010, la producción de los manzanales fue superior al año anterior, pero la elaboración de sidra, en cambio, será similar (alrededor de 10 millones de litros) a la de 2009. Esta contención de los sidreros se debe a "una actitud prudente" como consecuencia de "la difícil e imprevisible situación económica".

La crisis ha obligado a moderar la cantidad, pero no ha podido adulterar la calidad de la sidra, asegura el sector. Goñi explicó que durante el txotx —hasta mayo— se recibirá a un millón de personas en las 100 sidrerías que hay en todo el País Vasco y Navarra, lo que conlleva la generación de 500 puestos de trabajo directos.

Para Arguiñano, lo que distingue a la sidra es que es una bebida que "hay que beberla en cuadrilla". "Para beber sidra sólo hacen falta unos amigos , un vaso y un váter cerca", añadió entre carcajadas. Durante la presentación de la temporada, a la que asistieron el alcalde de Astigarraga, Bixente Arrizabalaga, el viceconsejero Azkue y el diputado de Medio Rural, Rafael Uribarren, entre otros, Arguiñano terminó sus palabras de agradecimiento con una alusión a sus deseo de lograr la paz: "Nos hace falta la paz, y lo vamos a conseguir entre todos, porque todos queremos la paz y la necesitamos".