Ensayo de una autovacuna contra el cáncer hepático

La Clínica de Navarra inicia un proyecto para tratar metástasis de tumores colorrectales

El sueño de los inmunólogos y los oncólogos es enseñar al organismo a atacar a las células cancerígenas. Sería la solución más efectiva y simple para los tumores: que el sistema inmunitario los destruyera como elimina bacterias o virus. Pero el camino es largo, y, por eso, el ensayo que acaba de anunciar la Clínica Universidad de Navarra puede ser un paso crucial.

La prueba es muy específica, pero la primera en el mundo: se trata de que personas que tienen un cáncer hepático secundario (fruto de la metástasis de otro, en este caso colorrectal) van a ser tratadas con células de su propio sistema defensivo, las dendríticas, a las que se ha enseñado a responder al cáncer. "La única manera de avanzar pasa por comparar dos series de pacientes y analizar si los tratados con células dendríticas tienen menor tasa de recidiva o si estas se retrasan", ha explicado Ignacio Melero, director del Laboratorio de Inmunología del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la universidad. El grupo de trabajo espera reclutar a 60 personas para el ensayo.

Los requisitos son estrictos: tienen que ser personas que hayan sido operadas para eliminar el cáncer de hígado. Lo que se va a medir es si este reaparece. "Aunque se quiten todas las lesiones visibles de cáncer en el hígado, es probable que permanezca algún tumor indetectable o microscópico y la enfermedad reaparezca, es decir recidive, en meses posteriores a la cirugía. Para intentar evitarlo se aplica quimioterapia antes y después de la cirugía, según distintos protocolos. Sin embargo, y aunque la intervención quirúrgica esté muy bien realizada, aproximadamente la mitad de estos pacientes presentará recidivas de la enfermedad. Por tanto, el objetivo del ensayo es influir en esos casos cuya evolución sería la recidiva", indica Melero.

El ensayo está financiado por la Dirección General de Terapias Avanzadas y Trasplantes del Ministerio de Sanidad a través de la Plataforma Española de Investigación Clínica (Caiber), al que pertenece la Clínica Universidad de Navarra. También participa la Asociación Española contra el Cáncer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS