Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del laboratorio a la clínica

El instituto de investigación sanitaria Biodonostia se pone en marcha en San Sebastián - Garmendia destaca su potencial innovador

"La investigación de hoy es la medicina de mañana". No es una frase recurrente ni un estereotipo, sino el eje del discurso en el que coincidieron ayer, con distintas palabras, los representantes institucionales en la inauguración del instituto de investigación sanitaria Biodonostia, que pretende convertirse en un referente internacional con una labor muy enfocada hacia los pacientes.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia; el lehendakari, Patxi López; el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa; el alcalde donostiarra, Odón Elorza; el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y el director del centro, Julio Aguirrezabalaga, coincidieron en destacar el compromiso de las entidades públicas y privadas implicadas "transformar el potencial científico y tecnológico en potencial innovador y en bienestar social", en palabras de Garmendia. La ministra destacó en este sentido la figura de Máximo Goikoetxea, gerente del Hospital Donostia entre 2003 y 2009, quien jugó un papel relevante en los avances en innovación.

Un total de 270 profesionales trabajarán en seis líneas de investigación

La ministra inaugura además las obras del futuro Instituto Gerontológico

Ubicado en el antiguo edificio de servicios del Hospital Donostia, el nuevo centro de investigación biosanitaria ha costado 14 millones de euros. En él trabajarán 270 profesionales que desarrollarán productos aplicables a los pacientes y con posibilidades de salir al mercado. Dispondrá de seis líneas de investigación: neurociencias; enfermedades digestivas, cardiovasculares y otras enfermedades sistémicas; enfermedades infecciosas; epidemiología y salud pública; medicina regenerativa y bioingeniería.

"Este instituto potenciará preferentemente la investigación traslacional, la que va del laboratorio a la cama y busca acelerar al máximo el traslado de los conocimientos científicos a la práctica clínica, permitiendo un cuidado más eficaz de los pacientes", recalcó López.

La ministra, cuyo vuelo llegó con retraso, recordó su implicación en los orígenes del proyecto hace ya cinco años y recalcó que Biodonostia tiene potencial "para asegurarse un lugar entre los [centros de investigación] más competitivos de Europa". Ensalzó la labor desarrollada en el País Vasco, segunda comunidad autónoma española, por detrás de Madrid, que más invierte en I+D+i en relación con su PIB.

La ministra donostiarra aprovechó además su visita a San Sebastián para colocar la primera piedra del edificio que albergará el Instituto Gerontológico Matia (Ingema), en torno al que se constituirá el primer polo de innovación en envejecimiento de Europa.

El nuevo instituto iniciará su actividad en septiembre de 2012 tras una inversión en su primera fase de 14,8 millones de euros.