Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cinco vertebrados está en peligro

La revista 'Science' publica el mayor estudio del estado de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces con motivo de la Cumbre de la Biodiversidad

La supervivencia de una quinta partede las especies de vertebrados está amenazada, concluye el mayor estudio del estado de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces, realizado con motivo de la Cumbre de la Biodiversidad que se celebra en Japón. Cada año, como media, 50 especies de vertebrados avanzan hacia su extinción, al pasar de una categoría a otra más amenazada en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Convervación de la Naturaleza (UICN).

Sin embargo, un dato positivo es que el ritmo de empobrecimiento de la biodiversidad es un 20% más lento que si no se hubieran tomado medidas para la conservación de especies y ecosistemas, según el estudio publicado en la revista Science esta semana.

Un numeroso equipo de 174 científicos de 38 países, liderados por Michael Hoffman, ha revisado el estado de las 25.000 especies de vertebrados amenazadas en el planeta y ha confirmado que la Tierra se encamina hacia la sexta extinción en masa. Por una parte, se ha fijado en 64 de las especies, cuyo estado ha mejorado debido a los esfuerzos de conservación, entre ellas el cóndor de California, el caballo mongol y una especie de hurón.

El sudeste asiático,en declive

En el extremo opuesto está el alarmante declive de biodiversidad en zonas tropicales, especialmente en el sudeste asiático, debido a la expansión de la agricultura, la tala de bosques y la caza. Además de estas amenazas tradicionales han surgido otras nuevas en los últimos años, señalan los científicos. Se incluye el uso en India de un antiinflamatorio veterinario que afecta a las aves carroñeras y un hongo que afecta a los anfibios.

En la Lista Roja están el 25% de los mamíferos, el 13% de las aves, el 22% de los reptiles, el 41% de los anfibios, el 33% de los peces cartilaginosos y el 15% de los peces óseos. "La historia nos muestra que la conservación puede alcanzar lo imposible, como sabe cualquiera que conoce la historia del rinoceronte blanco en Sudáfrica", dice Simon Stuart, de UICN. "Pero esta es la primera vez que podemos demostrar el impacto positivo acumulado de estos éxitos en el estado del medio ambiente".

Los autores del estudio advierten de que solo representa una estimación mínima del verdadero impacto de la conservación, ya que la población de un 9% de las especies amenazadas está en aumento.