El teléfono 116000 atenderá llamadas sobre niños desaparecidos

Cada año se registran en España unas 20.000 denuncias de menores en paradero desconocido

España cuenta desde hoy con un teléfono para atender los casos de niños desaparecidos, el 116000, un servicio que opera en 12 países de la UE y cuya gestión en España se ha adjudicado a la Fundación Anar, que se dedica a la ayuda a niños y adolescentes desde hace 40 años. Gratuito y confidencial, el teléfono atenderá las llamadas procedentes de todo el territorio nacional, las 24 horas del día y durante los 365 días del año. Los profesionales del servicio trabajarán en coordinación con el resto de países de la UE, dado que el problema trasciende fronteras.

Esta fundación, que colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las administraciones públicas, ofrecerá información y apoyo a los afectados. El director general de Anar, Benjamín Ballesteros, ha dicho hoy en una rueda de prensa que cuando un niño se encuentra en paradero desconocido, la rapidez en transmitir el ocurrido es "crucial", ya que la intervención urgente puede salvar vidas. Por ello, ha desmentido la creencia generalizada de que la desaparición de un menor solo puede denunciarse 24 después de haberse producido. Ocho de cada diez menores asesinados -el 76,2%- fallecieron en las tres primeras horas de haber sido secuestrados.

Luis Estebaranz, director del teléfono Anar, ha informado de que en España se denuncian anualmente unos 20.000 casos de desapariciones de niños, aunque no hay datos oficiales y algunos de estos hechos ni siquiera llegan a ponerse en manos de la policía. El número se eleva en países como Francia, con 45.000 denuncias, o Reino Unido, con 140.000.

La mayoría de los menores se fugan voluntariamente por causas muy diversas y terminan siendo encontrados. Se trata de los casos que "se dan con una mayor frecuencia". En segundo lugar están las desapariciones por secuestro parental, contra la voluntad del otro progenitor. Los casos de menores secuestrados por terceras personas "son muy inferiores", con cifras que oscilan entre los cinco y los diez casos al año, cuando los niños son víctimas de redes de explotación sexual, tráfico de órganos o asesinatos.

Anar cuenta con otro teléfono, el 900 202 010, habilitado desde 1994 y que responde directamente las consultas de niños y adolescentes. A fecha de hoy, ha atendido 1,8 millones de llamadas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción