Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre destituye a Neira al frente del Observatorio de Violencia de Género

La decisión será presentada el jueves por el consejero Granados.- Fuentes del Ejecutivo madrileño anunciaron ayer la intención de desmantelar la propia institución, lo que ha sido calificado por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, como una "frivolidad"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado hoy que su Ejecutivo procederá el jueves a cesar a Jesús Neira como presidente del Consejo Asesor del Obervatorio contra la Violencia de Género. Aguirre ha realizado el anuncio esta tarde durante una entrevista en la cadena Cope y ha añadido que el cese de Neira lo presentará el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

Según Aguirre, correspondía a Neira asumir su responsabilidad política por el positivo que dio la semana pasada en un control de alcoholemia, de modo que, ya que él no lo ha hecho, la decisión la adoptará el Consejo de Gobierno de la Comunidad. La presidenta madrileña no se ha pronunciado sobre el anuncio realizado ayer por fuentes de su propio Ejecutivo, que informaron de la intención de suprimir próximamente el Consejo Asesor de ese Observatorio, en el marco de un plan de ajuste económico que lleva a cabo el Gobierno regional.

A raíz del anuncio de ayer, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha criticado esta mañana a Aguirre por suprimir el Observatorio Regional contra la Violencia de Género del mismo plumazo con que cesaba a su presidente, Jesús Neira, tras ser condenado por conducir ebrio. Acusa a la responsable madrileña de haber actuado "con la frivolidad con la que habitualmente responde ante la violencia de género".

"Hay determinados actos que merecen reconocimiento y otros, reprobación", dijo Aído. Aludía al ascenso y caída del papel de héroe del profesor Neira. Salió en defensa de una mujer, Violeta Santander, cuando era golpeada por su novio, Antonio Puerta, en verano de 2008. Aquella defensa le costó una paliza que desembocó en un largo coma y en varias distinciones (incluida la del propio Ministerio de Igualdad y el nombramiento como presidente del observatorio regional por parte de Aguirre).

Para Aído, la supresión del observatorio madrileño es "lamentable", "una mala noticia". Acusa a Aguirre de anteponer sus intereses al problema de las agresiones machistas. "Ella nunca ha creído en este organismo", añadió.