Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo pederasta de Brujas renunció tras ser amenazado con la revelación de los abusos a su sobrino

La víctima trató durante 25 años sin éxito de que la Iglesia actuara

"Cuando todavía era un simple sacerdote y durante algún tiempo al inicio de mi episcopado abusé sexualmente de un joven de mi entorno". Esto es lo que confesaba Roger Vangheluwe, de 73 años, al anunciar su renuncia como obispo de Brujas (Bélgica) en abril pasado. El joven del que abusó sexualmente, durante años, era su sobrino y la inesperada renuncia del entonces prelado se produjo después de que un amigo de la víctima amenazara con hacer público el caso, según cuenta hoy el diario estadounidense The New York Times.

La historia del sobrino de Vangheluwe, reconstruida a través de entrevistas y documentos diversos, muestra cómo la víctima, tras años de tormento y de comprobar la inacción de la Iglesia al respecto, logró ganar su pulso con su tío después de que un amigo enviara mensajes vía correo electrónico a todos los obispos de Bélgica amenazando con contar lo ocurrido.

Durante 25 años, el sobrino de Vangheluwe, que prefiere mantenerse en el anonimato y que ahora supera la cuarentena, alertó de que había sufrido abusos por parte de su tío. Tales abusos comenzaron cuando tenía 10 años, de acuerdo con un cura retirado, el reverendo Rik Devillé, quien relató lo sucedido al cardenal de Bélgica, Godfried Danneels, hace 14 años, pero fue reprendido por hacer esto, según el citado periódico. No hay constancia de que el cardenal Danneels u otros notificaran al Vaticano los hechos, que tuvieron lugar en los años próximos al nombramiento de Vangheluwe como obispo en 1984, por lo que los hechos están prescritos y no pueden perseguirse penalmente.

La Santa Sede aceptó la renuncia del prelado en abril, pero no dijo nada acerca del caso hasta que, a finales de junio, la policía belga registró propiedades de la Iglesia en el marco de la investigación abierta contra la pederastia clerical a raíz de la confesión de Vangheluwe, en una actuación calificada por el Vaticano de "deplorable".

La investigación abierta ha recogido, desde abril, casi 500 casos de presuntos abusos sexuales. Muchos de los abusos denunciados se habrían producido a lo largo de las tres décadas de mandato del cardenal Danneels transcurridas entre 1979 y finales de 2009. Ya en 1998 se sentó en el banquillo durante el juicio a un cura pederasta en calidad de superior del sacerdote. Daneels fue entonces considerado civilmente responsable, pero fue absuelto en apelación.