Aprobada la ley foral para garantizar abortos en suelo navarro

El presidente, Miguel Sanz, asegura que cree que "hay margen" para continuar financiando los desplazamientos de las mujeres a otras comunidades

La oposición al Gobierno de Navarra ha hecho valer esta mañana su mayoría parlamentaria para aprobar una proposición de ley, presentada por el PSN, que modifica la ley foral de Salud y garantiza así las interrupciones voluntarias del embarazo dentro de territorio navarro. Esta vez sí, todos los parlamentarios se encontraban en la sala de plenos en el momento de la votación, después de que hace dos semanas la ausencia por despiste de cuatro representantes de Nabai impidiera su aprobación, tal y como estaba previsto. Finalmente, NaBai, PSN e IU han votado a favor y UPN y CDN, en contra.

Sin embargo, minutos antes del comienzo del pleno, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmaba, en declaraciones a los medios de comunicación, que cree que "hay margen" para que el Ejecutivo continúe aplicando la ley sobre el aborto como hasta ahora, es decir, financiando los desplazamientos a las mujeres para que aborten en centros de otras comunidades. Asimismo, subrayaba que su Gobierno "cumple la ley en todos los aspectos y al mismo tiempo respeta también la objeción de conciencia de los médicos". Según el presidente, "desde las instituciones siempre hay que cumplir la ley aunque no se esté de acuerdo con ella, yo siempre lo he hecho, a pesar de que algunos digan que sobre esta cuestión no se estaba cumpliendo la ley".

Más información
Un despiste de NaBai frustra la ley para que se aborte en Navarra
Navarra recurre al Constitucional para evitar el aborto en su territorio
Navarra tiene un resquicio legal para seguir sin practicar abortos
Ginecólogos navarros aseguran que no todos los profesionales son objetores en la comunidad
Los colegios de médicos cargan contra la ley de interrupción del embarazo

Ya en el debate de la ley, la portavoz socialista de Salud, María Chivite, ha afirmado que la actitud del Gobierno foral es "rancia y conservadora" y se ha preguntado si los regionalistas "no conocen a nadie que haya pasado por este trance, alguien a quien le han diagnosticado una malformación del feto y a quien los médicos le han dicho que tiene que abortar y se tiene que ir a Madrid". Desde Nafarroa Bai, Asun Fernández de Garaialde ha criticado que "en Navarra sí se puede abortar, pero no quieren ni UPN ni el Gobierno". "Todos sus argumentos y mentiras han quedado desmantelados después de que ginecólogas dijeran por escrito que no eran objetoras". En el mismo sentido se ha pronunciado Ana Figuera, de IUN, que ha denunciado "los postulados retrógrados de la derecha, que no ampara más a la mujer, sino que las manda por la puerta de atrás a otras comunidades".

En el turno en contra, el parlamentario de UPN Javier Marcotegui ha declarado que el Gobierno de Navarra "cumple la ley siempre" y a partir de ahora "cumpliremos la ley, no con gusto, pero la cumpliremos". Además, ha criticado que a los grupos de la oposición les preocupa "la rayita administrativa" que divide las Comunidades Autónomas y ha asegurado que el aborto es "uno de los mayores negocios de este país, porque las mujeres abortan en centros privados y ya aquí no les preocupa que haya negocio". "El cien por cien de los médicos de la red pública hacen objeción de conciencia, en España se aborta en centros concertados, donde hay ánimo de lucro".

Por último, desde CDN, José Andrés Burguete ha apuntado que con la proposición aprobada hoy falta "una cuestión fundamental, que es la regulación de la objeción de conciencia", y ha advertido de que este tema no es responsabilidad del Parlamento de Navarra, sino de las Cortes Generales, "donde los grupos no tuvieron la valentía para regular la objeción de conciencia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS