Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es 'Got', el toro bravo clonado

En las próximas horas se espera que nazca otro clon, llamado 'Glass', del semental 'Vasito', fallecido en marzo

'Got' es un ternero bravo, negro desde la pezuña hasta la punta de un hocico que, lleno de curiosidad infantil, husmea en un establo de Melgar de Yuso (Palencia). Got (que en catalán significa vaso) nació ayer y hoy ha sido presentado ante la prensa porque es un clon idéntico del toro bravo Vasito, fallecido en marzo tras toda una vida de semental. El proceso de clonación ha sido llevado a cabo por un equipo de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria capitaneado por el doctor Vicente Torrent quien ante los periodistas ha declarado: "Vasito no ha muerto"

Los científicos han conseguido clonar a Vasito dos veces. Además de Got se espera que las próximas horas nazca Glass. El ADN de Vasito fue introducido en óvulos de vacas del matadero de Valencia. Luego esos óvulos fueron implantados en 21 vacas; 14 de ellas frisonas (mansas) y otras siete de raza brava. Estas últimas de la finca gaditana de Alfonso Guardiola , relata Rita Cervera, responsable de laboratorio.

Entre las vacas mansas, sólo dos han engendrado terneros (Got y Glass); entre las bravas, sólo una cuyo retoño debe nacer en agosto en la citada finca de Cádiz.

La gestación en una vaca dura nueve meses y nueve días. La elección de la raza frisona se debe a que, según los veterinarios, tienen más facilidad para el parto. Además, las frisonas suelen traer al mundo terneros que pesan casi el doble que los bravos, por lo que el alumbramiento es aún más fácil.

La madre de Got se llama Leonis y dio a luz a las seis de la mañana del martes. Pese a que el equipo pasa muchas horas siguiendo a los animales, Leonis estaba sola cuando trajo a Got al mundo. El becerro pesó 21,7 kilos (y la placenta 3,3 kilos) y el parto fue inducido químicamente. La vaca de la que está previsto nazca Glass, se llama Ángela.

¿Apto para la lidia

El hecho de que Palencia haya sido elegida como banco de pruebas se debe a que el veterinario jefe del equipo, Julio César Díez, es oriundo de esta región. Los expertos no saben si Got y Glass servirían como toros de lidia. "Nuestra pretensión es que sirvan de sementales". Que, además, entren al trapo, depende de las condiciones ambientales en las que se criarán los becerros.

El proyecto arrancó hace tres años. "Primero empezamos con linces, pero tuvimos que bajar el nivel. Además conseguir ovarios de vaca es más fácil", señalan los investigadores. El presupuesto de la investigación ha sido de 28.000 euros.