Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiero dinero para dibujar

AnimaBasque Business 2010 reúne a 80 productoras de animación - Cinco firmas vascas buscan financiación para sus proyectos

Televisión Española fue ayer la novia con la que todos querían casarse. Nueve compañías expusieron en AnimaBasque Business 2010, la cita económica del festival AnimaBasauri, los proyectos que tienen en marcha, sobre todo para encontrar quien los financie. Un total de 80 empresas acudieron a la cita en el Palacio Euskalduna de Bilbao, dividida en dos partes: exposición de proyectos, todos de animación, y reuniones cruzadas de 20 minutos para encontrar a alguien dispuesto a embarcarse en el negocio.

Alberto Gerrikabeitia, director de Producción de Abra Prod, presentó Daddy I'm a zombie, el primer largometraje de animación de esta compañía vasca. La película tiene un presupuesto de 1,8 millones de euros y se estrenará a finales de 2011. Su responsable, con un acuerdo ya firmado con ETB y TV-3, la televisión autonómica catalán, para su distribución en los dos idiomas cooficiales, aseguraba que TVE, una de las principales firmas que acudieron a la cita, era el objetivo. "Vamos a atacarla a la yugular", bromeaba.

Las compañías buscan en TVE un socio para impulsar sus trabajos

De los nueve proyectos presentados en la cita, cinco son vascos

A Gerrikabeitia no le hace falta dinero: "La financiación está prácticamente cerrada gracias a los acuerdos con ETB y TV-3 y las ayudas del Ministerio de Cultura y de la consejería de Cultura vasca. Buscamos la venta de derechos de antena en castellano". Tras dos años de trabajo un sí de TVE significaría dejar de preocuparse y centrarse en el modelado de los personajes, la animación, el montaje y el estreno.

Para Fernando Díez y Pau Guillén, director y productor y director de producción, respectivamente, de Bitart New Media, el objetivo era buscar financiación, "la parte cruel y dura de la vida". Con amplia experiencia en publicidad, es la primera vez que se embarcan en un proyecto de envergadura: una serie de animación de 26 episodios de 13 minutos. Piden 6.000 euros por minuto, "una propuesta bastante competitiva en la relación calidad-precio", aseguraba Díez.

Su proyecto, Biolai, resulta completamente distinto de la aventura de ultratumba de Dixie, la protagonista de Daddy I'm a zombie. Y esa es la baza con la que esperan encandilar a TVE. La serie, con pretensiones didácticas, se dirige a niños de hasta seis años. Cuenta con un amplio elenco de personajes, todos ellos animales, desde elefantes hasta percebes. Cada uno de ellos protagoniza un capítulo.

Sus creadores reconocen la influencia de Pocoyó, la Pantera Rosa o el Coyote y el Correcaminos en la serie. Aunque reconocen que "todavía queda tiempo para verlo en televisión", lo tienen todo planeado, hasta la venta de productos que podría generar.

Tal vez entre los nueve proyectos que se presentaron, cinco de ellos de productoras vascas, se encuentre uno qeu pueda seguir el camino de Maite Ruiz de Austri, ganadora de dos goyas en la categoría de animación, o Txabi Basterretxea y Joxan Muñoz, ganadores de otro Goya.