Alemania presenta una ley para "reforzar la libertad de prensa"

La norma ofrece garantías a los periodistas cuando la información revelada viole el secreto de Estado

Los periodistas que publican información confidencial acerca de actividades del Gobierno en Alemania podrán proteger de mejor forma a sus fuentes anónimas gracias a una ley para "reforzar la libertad de prensa". La medida ha sido anunciada por la ministra federal de Justicia, Sabine Leutheusser Schnarrenberge, del partido liberal FDP, en una entrevista con el diario Welt am Sonntag, y podría hacerse efectiva a partir de mayo.

A pesar de que la revelación de la información constituya una violación del secreto de Estado, los periodistas podrán defender a quienes les informen anónimamente. "Los profesionales de los medios deben poder hacer su trabajo, manteniendo un ojo en las operaciones del Gobierno y publicando sus errores, de manera libre", asegura la ministra.

La ley revisará el código penal en materia de violación de secretos de Estado, un delito para el que se prevén hasta cinco años de reclusión. Aunque la pena suele aplicarse a las fuentes que filtraron la información, a menudo los fiscales se han servido de esta ley para secuestrar material a los periodistas y registrar redacciones. La medida permitirá que los periodistas no sean perseguidos "cuando simplemente han publicado información que les ha sido proporcionada", según Leutheusser.

La ministra asegura que esta nueva ley se ha inspirado en los resultados del proceso conocido como el caso Cicero. En 2005, la revista Cicero, de Postdam (cerca de Berlín), publicó un artículo que contenía información procedente de documentos clasificados del Bundeskriminalamt (BKA), los servicios secretos. Durante la investigación, el BKA registró la redacción de la revista. Dos años más tarde, la Corte Constitucional estableció que la inspección había sido anticonstitucional, ya que los periodistas no habían violado ninguna ley.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS