Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia se olvida de hacer la compra para las ONG

El Ayuntamiento retrasa la adjudicación del programa de alimentos para personas necesitadas.-Un centro de discapacitados de Paterna denuncia que Bienestar Social no ha transferido las ayudas

La crisis acabó en diciembre para el Ayuntamiento de Valencia. La alcaldesa, Rita Barberá, lanzó en junio pasado un programa de compra de alimentos para que fueran repartidos por las ONG de la ciudad entre personas necesitadas. Se gastó un millón de euros del presupuesto en la iniciativa y seleccionó a una empresa para que surtiera de alimentos el programa. Así se hizo hasta finales de diciembre, pero el pasado enero se acabó. El contrato expiró y el nuevo programa está en el aire.

El concejal socialista Julio Such ha desvelado hoy que el Ayuntamiento, una vez extinguido el contrato con la empresa que le facilitó los alimentos el año pasado, aún no ha convocado un nuevo concurso, por lo que desde enero las ONG carecen de esa ayuda. El edil preguntó recientemente al gobierno local del PP qué iba a ocurrir con el programa este año, a lo que le contestaron que el nuevo pliego de condiciones todavía "se encuentra en trámite previo para la publicidad y la apertura de plazo para presentar propuestas económicas y técnicas". Such ha acusado a Rita Barberá de "propagandista", pues se preocupó del problema el año pasado y ahora "lleva tres meses incumpliendo su compromiso".

Such ha criticado, además, el recorte que el Ayuntamiento aplicará al programa de alimentos de este año. Si en 2009 la partida alcanzó los 985.00 euros, este año caerá hasta los 900.000.

Otra entidad que lo está pasando mal por la falta de liquidez, en este caso de la Consejería de Bienestar Social, es el Patronato Intermunicipal Francisco Esteve de Paterna, que atiende en sus centros, subvencionados o concertados, a 189 usuarios.

La situación es "insostenible", comentaron en una nota los padres, trabajadores y usuarios de esta entidad.

La Generalitat, denuncian, no les ha abonado las cantidades que les corresponden ni por el centro de día. Además, temen que haya retrasos en las ayudas para el centro ocupacional (discapacitados adultos) y el de atención temprana (para niños hasta los cuatro años). Ello supone que los trabajadores "no han podido recibir su sueldo íntegro" de febrero y "tampoco podrán cobrar el de marzo"; y la asociación "no tiene liquidez para hacer frente a estos pagos".

El patronato ha presentado diversas quejas a la Consejería de Economía y a la de Bienestar Social, y ha mantenido diversas reuniones con los dos departamentos en las que no les han aclarado "cuándo se solucionará el impago". Ante esta situación, para mañana martes han convocado una protesta frente a la consejería que dirige Angélica Such, ya que "la situación de padres y trabajadores es cada vez más angustiosa".