Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Nobel Maathai pide a Europa más inversión en medio ambiente para que "Africa no invada sus costas"

Aído reivindica que la lucha contra la violencia machista sea una prioridad en las agendas.- Al encuentro 'Mujeres por un mundo mejor' asisten en Valencia más de 400 mujeres de más de 50 países

Más de 400 mujeres de 53 países, entre ellas 56 ministras, dirigen hoy su mirada hacia África en el V Encuentro mujeres por un mundo mejor que se celebra en Valencia. En la inauguración, presidida por la reina Doña Sofía, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha pedido que la crisis no sirva "de coartada" para frenar el avance de las mujeres.

La premio Nobel de la Paz y presidenta de Green Belt Movement, Wangari Maathai, ha estructurado en su intervención las soluciones para impulsar el desarrollo del continente africano en cuatro ejes, entre los que ha destacado el medio ambiente y ha considerado que Europa tiene que invertir "mucho dinero" en este aspecto para evitar la desertificación y que "Africa no invada sus costas", puesto que si el continente "se convierte en un desierto, mucha más gente querrá cruzar el mediterráneo". "El agua será una fuente de conflictos", ha augurado y ha reivindicado que se proteja el bosque del Congo para "regular el clima a nivel mundial".

Maathai ha instadoa "actuar de forma específica" para solucionar los problemas de Africa y se ha referido, como otro eje para el desarrollo africano, a la "buena gobernanza" de los hombres que ejercen el poder, para que acepten a las mujeres como iguales.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha subrayado hoy la importancia de que la lucha por erradicar la violencia contra las mujeres, en cualquiera de sus vertientes, esté "en el primer nivel" de las agendas de los Estados, las instituciones y las sociedades. Durante su intervención en la primera mesa redonda, Aído ha considerado que la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 es un "proyecto inacabado" porque las injusticias "no desaparecen". La ministra ha opinado que la violencia contra las mujeres está arraigada en las culturas y en las sociedades, lo que supone la muestra "más brutal" y "evidente" de la desigualdad.

Aído ha ofrecido datos de la ONU en los que se reflejan que una de cada cinco mujeres será víctima de violación o de intento de ello y una de cada tres será golpeada, en tanto que de las mujeres que tienen entre 15 y 44 años la mortalidad por violencia es más alta que por el cáncer. Además, ha señalado la titular de Igualdad, la violencia contra las mujeres provoca más víctimas que los accidentes de tráfico y el paludismo.

La Alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, ha constatado que aún en varios países las mujeres "son tratadas como seres infrahumanos" aunque ha opinado que en los últimos años se han conseguido avances, como en educación y en el derecho de sufragio. Asimismo, Navy Pillay ha estimado que las mujeres y las niñas "no son sólo víctimas sino agentes indispensables del cambio".

Presentación de Clinton y Kidman

El encuentro inaugurado hoy aborda cuestiones relacionadas con la educación, la sanidad, la representación de las mujeres en los ámbitos de poder y el desarrollo económico. En él intervendrán también, entre otras, las presidentas de Finlandia y Liberia, Tarja Alonen y Ellen Johnson-Sirleaf, respectivamente, la vicesecretaria de la ONU, Asha Rose Migiro, y la citada Rita Barberá. Durante la mañana se han proyectado cuatro vídeos hechos en África sobre las condiciones de la mujer en el continente negro y otros dos con las intervenciones de la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, y de la actriz Nicole Kidman, embajadora de Buena Voluntad del Fondo de Desarrollo para la Mujer de Naciones Unidas.

Como prólogo al encuentro de hoy ayer se celebró en la ciudad una reunión de ministros europeos de Igualdad, que posaron con una tarjeta roja en la mano para sumarse a la campaña Tarjeta roja al maltratador que impulsa Bibiana Aído contra la violencia machista.

Barberá estudia anular la presencia valenciana en el encuentro por el "desprecio" a Camps

La nota discordante en la apertura del encuentro en Valencia sobre la mujer africana la ha puesto la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, quien ha incidido durante la presentación del acto en que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no había sido convocado. Barberá ha acusado al Gobierno de "patrimonializar ideológicamente" el encuentro y ha anunciado que estudiarán anular la presencia institucional de la comunidad autónoma.

"Tendremos que tomar algún tipo de decisión para decidir la presencia de las autoridades de la Comunidad Valenciana que acoge este acontecimiento por el desprecio que se ha hecho al presidente de todos los valencianos, que es quien ostenta la representación de todos los valencianos, de toda la comunidad y yo de la ciudad, y no otros", ha enfatizado la alcaldesa valenciana.

Minutos antes, Barberá había manifestado en su intervención que "le encargaba especialmente el presidente del Gobierno de la Comunitat Valenciana, el máximo representante de todos los valencianos, que, en su nombre, porque no ha sido convocado a este acto, les dé la más cordial bienvenida a esta Comunidad que tiene el gran honor de acoger este encuentro".

Ayer la consejera de Justicia y portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, se quejó también de la ausencia del presidente. Las palabras de Barberá fueron seguidas de leves abucheos que acalló De la Vega.

El Gobierno central alega que, por las características del encuentro, se ha invitado a las mujeres que desempeñan cargos de importancia en las administraciones local y autonómica, pero no a los hombres. En las anteriores reuniones de este tipo celebradas en España siempre ha habido esta política de invitaciones: a la última, celebrada en Madrid, se invitó a Esperanza Aguirre pero no a Alberto Ruiz Gallardón. La queja de Barberá se inscribe dentro de la tensión constante entre el Ejecutivo autonómico y el Gobierno central y se extiende cada vez que se organiza un acto de este tipo en Valencia. Así, en la visita del Papa el Consell excluyó al Ejecutivo central alegando que se trataba de una visita pastoral y en noviembre de 2007 el PP intentó evitar la foto de De la Vega con Rajendra Pachauri en la reunión de expertos sobre el Cambio Climático.

"Si es verdad que -la razón por la que no se le ha invitado- es porque es varón, entonces no sé qué hace aquí mañana el presidente del Gobierno", ha dicho en alusión a la intervención de Jose Luis Rodríguez Zapatero en la clausura de este acto. El hecho de que el jefe del Ejecutivo clausure este acto supone una "marginación" y eleva a una "mayor dimensión" el "desprecio" hacia el presidente de la Generalitat, según la alcaldesa.

Más información