Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria farmacéutica califica de "muy duras" las medidas de Sanidad para reducir el gasto

La patronal del sector advierte de que tendrán un "gran impacto" en las cuentas de los laboratorios, "ya debilitados" por la crisis económica

La industria farmacéutica ha calificado hoy de "muy duras y contundentes" las medidas adoptadas ayer por el Gobierno y las comunidades autónomas para controlar el gasto farmacéutico, y ha advertido de que tendrán un "gran impacto" en el sector, "ya debilitado por la situación económica actual".

La patronal del sector, Farmaindustria, reconoce, no obstante, la "coherencia" de las medidas adoptadas. Admite que, dada la crisis y con las "tensiones presupuestarias en Sanidad en España y en las comunidades autónomas", era "imprescindible" un Consejo Interterritorial de Salud que adoptara "medidas homogéneas y ordenadas", por lo que alaba el esfuerzo por alcanzar el "consenso político". El sector recuerda su compromiso con la sostenibilidad "demostrado en sus inversiones y en su campaña por el consumo responsable de los medicamentos".

Fuentes de Farmaindustria han anunciado que los representantes de las compañías farmacéuticas se reunirán el próximo lunes con la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, para tratar sobre las medidas aprobadas ayer.

El acuerdo intentará reducir la factura de salud conteniendo fundamentalmente el gasto farmacéutico. Un plan que cada año puede alcanzar un ahorro de unos 1.500 millones de euros. Se ha acordado la elaboración de un Decreto Ley para modificar el procedimiento de fijación de los precios de referencia de los medicamentos. Así, a partir de ahora el cálculo se guiará por el del precio más bajo y no por la media de los tres más baratos. Medida que tendrá un ahorro de 916 millones. Ministerio de Sanidad y comunidades han decidido, además, dar un nuevo impulso al consumo de medicamentos genéricos. Por eso han acordado rebajar su precio el 25%. Así, según Jiménez, se logrará aumentar su uso -España está por debajo de la media europea en el consumo de estos fármacos, con sólo el 6%- y conseguir un ahorro de unos 317 millones.

El acuerdo implica también que se fijará un precio máximo para los medicamentos contra síntomas menores. Esto, que afectará a fármacos como los antiácidos o los antitérmicos, permitirá un ahorro de 352 millones. La medida, aclaró Jiménez, no significa que los medicamentos que superen ese precio vayan a salir del listado de fármacos financiados. Sanidad arbitrará medidas para que éstos se queden dentro del sistema. Como el ciudadano paga una parte de su precio, las medidas supondrán a los usuarios un ahorro de 100 millones.