Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo sobre la datación por carbono radiactivo

Los expertos establecen la curva de calibración hasta 50.000 años de antigüedad

Como un hito en la datación por carbono radiactivo han acogido los investigadores de múltiples áreas la nueva curva de calibración, recién publicada, que permite extender la técnica hasta los 50.000 años de antigüedad y proporciona una mejor aproximación a la edad real. La INTCAL09 es el fruto de varios decenios de discusiones y ajustes. En 2004 se publicó la curva para una antigüedad de hasta 24.000 años pero había graves problemas para hacer casar los datos obtenidos de, entre otros, foraminíferos (organismos unicelulares) y corales fósiles cuando se iba más hacia atrás en el tiempo. Nuevos datos y un tratamiento estadístico han llevado a los expertos a consensuar la nueva curva, que se publica en la revista Radiocarbon y que será perfeccionada a medida que se conozcan más datos.

El principal problema para datar un objeto orgánico de gran antigüedad es que la cantidad presente en la atmósfera del carbono 14, el isótopo utilizado, fluctúa a lo largo de la historia con la actividad solar y el campo magnético terrestre, por lo que la datación bruta, basada únicamente en el contenido del isótopo, tiene que ser corregida con la curva de calibración. El nuevo estándar supone, por ejemplo, una mayor antigüedad de las pinturas rupestres en Europa.