Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula: "La propuesta de EE UU para Copenhague está muy por debajo de su responsabilidad"

Los países amazónicos, incluido Francia, se reúnen en Manaos para definir una estrategia común en la cumbre del clima

Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Francia, Nicolas Sarkozy, manifestaron este jueves conjuntamente su optimismo sobre el éxito de la conferencia del clima que arranca el 9 de diciembre en Copenhague, especialmente después de que EE UU y China hicieran públicos sus propósitos para luchar contra el calentamiento global. "Hace una semana no había números de EE UU ni de China. Hoy ya los hay. Hace una semana parecía que la cumbre de Copenhague sería un fracaso, pero hoy ya se puede esperar otra cosa", dijo Lula en una rueda de prensa con Sarkozy posterior a una reunión en Manaos de los países amazónicos, entre los que se incluye Francia, para definir una posición conjunta antes de la cita danesa. Washington anunció el miércoles que llevará a la cita danesa el compromiso de reducir los gases contaminantes en un 17% para el año 2020 frente a los niveles del 2005, mientras que Pekín ha desvelado un plan de eficiencia energética para disminuir entre un 40% y un 45% la emisión de CO2.

No obstante, pese a elogiar la decisión de Estados Unidos de anunciar un compromiso, Lula considera insuficiente la propuesta presentada por Obama. "Quizá sea lo máximo que él puede hacer en función de las circunstancias políticas internas, pero está muy por debajo de aquello que es la responsabilidad histórica y el papel de EE UU en este mundo globalizado, como está muy por debajo la propuesta de los países desarrollados de Europa", explicó el líder brasileño en una entrevista con Efe.

El presidente francés suscribió el optimismo de su homólogo brasileño y aseguró, por su parte, alabar el "coraje" de Obama por su decisión de asistir al encuentro, además de instar a todos los jefes de Estado, como ya lo decidieron los de la UE, a asistir a la cumbre de Copenhague.

Compromiso en Amazonia

Los países que comparten la Amazonía (Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana, Perú, Surinam, Venezuela y Francia, que controla una pequeña parte en su departamento de ultramar de la Guayana) suscribieron en Manaos un documento conjunto para Copenhague que subraya el principio de "responsabilidades compartidas pero diferenciadas", con lo cual insta a los países desarrollados a "reducir significativamente sus emisiones (de gases contaminantes), de acuerdo con sus responsabilidades históricas".

Según el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, organizador y anfitrión de la cita, los países desarrollados destruyeron hace mucho tiempo todos sus bosques y por eso tienen más responsabilidad en la reducción de las emisiones y en la ayuda a los países en desarrollo a combatir el calentamiento global. Por ello, los amazónicos pedirán en la cita de Copenhague que se fijen compensaciones de las naciones ricas a las que están en desarrollo por sus esfuerzos en el combate contra el cambio climático. Nuestros países ya están sufriendo sus impactos y su superación exige apoyo internacional suficiente y previsible, por razones de equidad", agrega el texto.

En la reunión de Manaos estuvo presente también el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que aseguró que el objetivo del grupo es realizar una propuesta "muy precisa" para evitar volver a quedarse en términos generales como ocurrió con el Protocolo de Kioto, que está a punto de caducar.

El documento reafirma la propuesta hecha por el Grupo de los 77 y China para que la ayuda de los ricos a los pobres para acciones de combate al calentamiento sea equivalente a entre el 0,5% y el 1,0% del PIB de los países en desarrollo. En compensación por la ayuda financiera y tecnológica para sus proyectos para mitigar el efecto invernadero, los países amazónicos se comprometen a esforzarse para "garantizar que el crecimiento económico sustentable, inclusión social y sustentabilidad climática avancen de manera convergente y armoniosa".