Detenido un agresivo "ciberacosador" que coaccionaba a menores a través del móvil

El joven fue arrestado el año pasado por chantajear a otros chicos por Internet, uno de los cuales, estonio, se suicidó

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un "ciberacosador" de 22 años en Puerto Real (Cádiz), considerado muy agresivo, que coaccionaba a menores a través del teléfono móvil y que ya había sido detenido hace un año por chantajear a sus víctimas por Internet, una de las cuales, un joven estonio, se suicidó, ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Los padres del arrestado, que se hacía pasar por una adolescente para lograr que le enviaran archivos de contenido sexual, habían cortado el acceso a Internet del joven después de la primera detención, por lo que ahora acosaba a través del móvil, mediante recargas prepago.

En abril de 2008, las autoridades de Estonia pidieron a la policía española su colaboración al descubrir que un usuario de una cuenta de correo electrónico, tras contactar con un menor de 13 años de ese país, había logrado obtener diversas imágenes de contenido sexual. Tras amenazar al menor con enviarlas a terceras personas si no le remitía nuevos archivos, mandó un vídeo sexual de la víctima a varios de sus contactos.

El joven, B.C.S., utilizaba distintos correos electrónicos y sometía de manera habitual a los menores a una presión brutal con objeto de conseguir que realizaran y le enviaran más imágenes de carácter sexual, según la policía, que explica que en uno de los casos, las amenazas y coacciones fueron de tal magnitud que un menor se suicidó en Estonia.

Los investigadores localizaron al acosador y le detuvieron en octubre de 2008 en Puerto Real, donde intervinieron imágenes de cerca de 70 jóvenes, probablemente menores y de rasgos extranjeros. También hallaron fotografías y vídeos de una chica adolescente, que era el "señuelo" o personalidad falsa que solía adoptar el detenido para engañar y conseguir las primeras imágenes de sus víctimas.

A mediados de septiembre, la policía de Estonia comunicó que B.C.S. continuaba amenazando a menores a través de una nueva cuenta de correo electrónico. Al parecer, poco después de ser arrestado por primera vez había contactado con otro menor de 15 años y de nuevo se hizo pasar por una chica de edad similar para obtener imágenes de la víctima. Una vez conseguidas, continuó con las coacciones hasta obligarle a quedar con otro menor con el objetivo de que mantuvieran relaciones sexuales entre ellos, que las grabasen en vídeo y que después le enviasen el archivo. Los menores no accedieron a su petición, lo que enfureció al acosador, quien les amenazó con difundir las imágenes que tenía de ellos.

B.C.S., que ya ha ingresado en prisión, obligaba a los menores a llamarle por teléfono, en ocasiones les amenazó con la muerte si perdía el contacto con ellos e incluso llegó a llamar a los padres de sus víctimas.

En el registro efectuado ahora, la policía ha encontrado un móvil, en cuya agenda estaban los números de los dos menores víctimas, así como mensajes de texto amenazantes, y varias tarjetas SIM pertenecientes a los números investigados. También estaba en posesión de multitud de imágenes de adolescentes desnudos y de contenido sexual explícito. Aunque carecía de conexión a Internet en su domicilio, continuaba accediendo al programa MSN Messenger gracias a su teléfono móvil y las recargas prepago.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50