Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La BBC abre la polémica al invitar a un líder ultraderechista a un debate

Un diputado laborista avisa a la cadena de que podría enfrentarse a una demanda por invitar al líder del Partido Nacional Británico, Nick Griffin.-El director de la corporación rechaza las acusaciones

El secretario de Estado para Gales, Peter Hain, ha avisado este lunes a la BBC de que podría enfrentarse a una demanda por invitar al líder del ultraderechista Partido Nacional Británico (PNB), Nick Griffin, para que aparezca por primera vez en uno de sus programas de debate. El director de la cadena, Mark Thompson, ya ha rechazado las acusaciones del Hain, según informa el rotativo británico The Guardian.

Esta situación se produce después de la demanda emitida por la Comisión para la Igualdad y los Derechos Humanos contra los estatutos de ingreso del partido, puesto que se cree que incumple la Ley de Relaciones Raciales porque los negros y asiáticos, entre otros, no pueden entrar a formar parte del mismo. Tras esta acción, el partido acordó el pasado día 15 cambiar sus estatutos para permitir que la gente que no sea blanca pueda ingresar en el mismo.

Los estatutos de ingreso del partido vulneran la Ley de Relaciones Raciales porque los negros y asiáticos, entre otros, no pueden entrar a formar parte

Este diputado del Partido Laborista, que en su juventud fue un prominente activista contrario al Apartheid -puesto que se trasladó muy joven a Suráfrica- antes de entrar en el Parlamento, dirigió una carta a la televisión pública para denunciar que su acción es "irrazonable, irracional e ilegal". De esta forma, Hain ha afirmado que como resultado de este dictamen judicial de la semana pasada, el BNP había aceptado que era un "partido constituido de manera ilegal". También pidió al director general de la BBC, Mark Thompson, que suspenda esta invitación hasta el próximo mes de enero, mes en el que se celebrará la vista final ante el tribunal. "Si no revisa la decisión, podría arriesgarse a una demanda legal, además de a objeciones morales", escribió Hain.

El director general de la BBC ya ha respondido. En una carta a Hain publicada hoy, Thompson señala: "Gracias por su misiva del 16 de octubre, la cual hemos sopesado cuidadosamente a la luz de la audiencia del tribunal de Londres central (Central London County Court)"

Y añade: "Según la recomendación que hemos recibido, al Partido Nacional Británico (BNP en sus siglas en inglés) no se la impedido seguir operando día a día y sus representantes electos siguen sentándose en los consejos y en el Parlamento Europeo. La BBC sigue teniendo la obligación de examinar y pedir cuentas a todos los representantes electos y hacerlo con la debida imparcialidad".

Un partido sin escaños pero con apoyo

La BBC ha manifestado que Griffin, aparecerá este jueves en el programa Question Time, un espacio donde los políticos procedentes de los principales partidos y varios analistas debaten los temas del día. La invitación ha causado una tormenta política en Reino Unido, donde los partidos princiales han rechazado con anterioridad compartir una plataforma pública con el BNP para evitar darle credibilidad. El BNP, que hace campaña para detener la inmigración, la repatriación voluntaria de inmigrantes y la retirada de Reino Unido de la UE, no cuenta con escaños en el Parlamento, pero su popularidad ha crecido en los últimos años y ahora tiene varios concejales locales. El pasado mes de junio consiguió dos escaños en el Parlamento Europeo.

Un portavoz de la BBC ha indicado que la corporación había invitado al BNP de acuerdo con su obligación pública de ofrecer a todos los partidos políticos la "imparcialidad debida". "Nuestra evaluación dio como resultado que, después de las elecciones europeas, el BNP había establecido un nivel de apoyo electoral que significaba que era apropiado invitar a uno de sus representantes a la edición del programa", ha asegurado.

Otro de los líderes del BNP, Simon Darby, ha afirmado que Hain había sido mal informado. "Hasta hoy no sabíamos que estuviéramos en una organización ilegal", ha declarado. "Tenemos derecho a exponer nuestro programa al público", afirma Darby en referencia a la invitación a este programa, que suele tener una audiencia media de tres millones de espectadores. "A Hain se le niega el derecho de que millones de personas puedan escuchar un punto de vista alternativo", lamenta.