Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El organismo regulador de la publicidad en Reino Unido prohíbe un anuncio de Actimel por considerarlo engañoso

Estima que no hay pruebas científicas suficientes que apoyen la afirmación de que el producto es beneficioso para la salud infantil

La Autoridad de Estándares en Publicidad de Reino Unido ha prohibido la emisión en televisión de un anuncio del yogur líquido Actimel, fabricado por Danone, por considerar engañoso su mensaje sobre los beneficios para la salud infantil.

En el anuncio se veía un botellín del yogur saltando a la comba, acompañado de un coro de voces infantiles, mientras una voz en off aseguraba que estaba "científicamente demostrado" que el consumo del producto contribuía a aumentar las defensas de los escolares y a protegerlos de enfermedades.

El organismo regulador investigó esa afirmación tras recibir la queja de un consumidor y concluyó que no había pruebas científicas suficientes que la apoyaran.

El director de la Autoridad de Estándares en Publicidad, Guy Parker, ha dicho que los numerosos estudios que presentó la empresa "no estaban muy lejos" de sostener lo que se aseguraba, pero "se quedaban cortos" y no justificaban totalmente el mensaje publicitario.

Parker ha aclarado que el dictamen no cuestiona las cualidades generales de Actimel, sino que únicamente se pronuncia sobre si la afirmación específica que se hacía en el anuncio está respaldada científicamente.

Danone ha expresado su "decepción" por la decisión. Según la empresa, fueron presentados 24 estudios científicos que indicaban que Actimel era beneficioso para la salud. Sin embargo, la Autoridad británica de Estándares en Publicidad los descartó por diferentes razones.

Así, consideró que algunos realizados en niños enfermos no podían aplicarse a menores sanos, mientras que otros correspondían a grupos de población diferentes al del anuncio, como bebés o mayores, o el margen de supuesto beneficio para la salud en el grupo de voluntarios era muy bajo.