Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prohibido escribir sobre la salud de Mohamed VI

La policía marroquí interroga a tres directores de publicaciones y a otros siete periodistas por comentar o aportar datos sobre la enfermedad del monarca alauí

Consulta la versión del artículo en francés

Prohibido, en agosto, publicar en Marruecos un sondeo sobre la monarquía que arroja resultados favorables para Mohamed VI. Prohibido, este mes, escribir sobre el primer comunicado del palacio real - no tiene precedentes en la historia de Marruecos- que a finales de agosto anunció que el monarca sufría una "infección de rotavirus con síntomas digestivos y deshidratación aguda" y necesitaba "una convalecencia de cinco días".

A lo largo de esta semana la policía judicial ha interrogado durante días, por orden de la fiscalía de Rabat, a los directores del diario Al Jarida al Oula y de los semanarios Al Ayam, el de mayor tirada, y Al Michaal, y a siete de sus periodistas por comentar la gastroenteritis real o aportar más datos sobre ella.

El 1 de agosto el Ministerio del Interior marroquí había ordenado el secuestro y la destrucción de los cien mil ejemplares de tirada de los semanarios Tel Quel y Nichane que, con motivo del décimo aniversario de la entronización de Mohamed VI, publicaban un sondeo en colaboración con el rotativo francés "Le Monde". Éste no pudo ser distribuido entonces en Marruecos.

El 1 de septiembre la fiscalía ordenó la apertura de "una investigación minuciosa" sobre una noticia publicada cinco días antes en "Al Jarida al Oula", según señaló en un comunicado. En el artículo, que citaba a fuentes médicas, se indicaba que "el origen del rotavirus contraído por el rey es debido a la utilización de corticoides contra el asma que causan el hinchazón del cuerpo y disminuyen la inmunidad".

Son "datos engañosos e informaciones falsas sobre la salud de Su Majestad", aseguró la fiscalía. Contradicen "la verdad reflejada en el comunicado oficial firmado [el 26 de agosto] por el médico personal" del monarca, el profesor Abdelaziz Maaouni. Éste pidió además al Colegio de Médicos su colaboración para averiguar quién fue la fuente del diario. "Ese era uno de los objetivos de mi interrogatorio", confirma Ali Anouzla, director de "Al Jarida al Oula".

El sábado por la tarde la fiscalía publicó otros dos comunicados, redactados en términos casi idénticos al primero, en los que instruye a la policía para que investigue el origen de sendos artículos de "Al Ayam " y "Al Michaa. Sus directores, Noureddin Miftah e Idriss Chahtan, fueron interrogados en comisaría toda la noche del sábado al domingo y convocados de nuevo este domingo por la tarde.

Bajo el título "Rotavirus: su causa es inmunodeficiencia o alergia" "Al Michaal" recoge unas declaraciones del médico Mohamed Ben Boubakri que avalan, en parte, la tesis de que las defensas de Mohamed VI estarían más bien bajas.

Aunque es probable que lo acabe haciendo, la fiscalía no ha presentado aún cargos contra ninguno de los periodistas interrogados. Aún así la movilización en su defensa ya ha empezado. "Es lamentable que la prensa no pueda formular dudas sobre la veracidad de los boletines oficiales sobre la salud del soberano", afirma Reporteros Sin Fronteras . El Comité de Protección de los Periodistas ha denunciado también desde Nueva York el acoso a los medios independiente marroquíes.

Acaso sea porque es un tema tabú, pero lo cierto es que la salud del monarca es tema frecuente de conversación en Marruecos. "Hace ya tiempo que los marroquíes se inquietan por la salud de su rey y las apariciones de Mohamed VI, que a simple vista ha cogido peso, no contribuyen a tranquilizar", escribía el sábado el semanario Tel Quel .

"El aspecto de Mohamed VI ha cambiado a mediados de esta década", añadía Al Ayam. "Aquel joven atractivo que llegó al trono cuando aún no tenia 36 años ahora tiene más peso". "Y a pesar de que el rey practica deportes, en los últimos tiempos cada aparición pública suya suscita rumores sobre posibles enfermedades como el asma".