Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

El H1N1 ya es el virus dominante de la gripe, por delante de la estacional

La OMS aconseja a los países del Hemisferio Norte que se preparen para una segunda oleada de gripe A, aunque la mayoría de casos serán "leves".- La pandemia ha dejado 2.200 víctimas mortales en 177 países

El virus H1N1, que ya ha causado la muerte de 2.200 personas en 177 países, se ha convertido en el virus de la gripe dominante en todo el mundo, y ya ha reemplazado al de la gripe estacional, según ha anunciado este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS), informa France Presse. El organismo ha aconsejado además a los países del Hemisferio Norte que se preparen para una segunda oleada de la gripe A. Ha señalado que que aunque la mayoría de los casos serán leves, habrá un incremento de enfermos graves que supondrán una carga para los sistemas sanitarios.

"Un gran número de personas en el mundo sigue siendo susceptible de infectarse. E incluso si sigue el actual patrón de enfermedad leve, el impacto de la pandemia durante la segunda oleada puede ser peor a medida que haya más afectados", señala la OMS en un documento difundido este viernes. Afirma que el gran número de personas enfermas que requieran cuidados intensivos será "el asunto más urgente para los servicios de salud, creando presiones que podrán superar a estas unidades de vigilancia intensiva y posiblemente entorpeciendo la provisión (de las ucis) para otras enfermeades".

El incremento de enfermos graves supondrá una carga para los sistemas sanitarios

Debido a que una de las manifestaciones más graves de esta gripe A es la infección pulmonar y las dificultades respiratorias graves, que requieren de esas unidades intensivas para salvar vidas, la OMS recomienda que se adopten medidas preparatorias para "anticipar esta mayor demanda de unidades de cuidados intensivos". El organismo recuerda que los grupos más vulnerables son las embarazadas, y las personas con ciertas patologías, como enfermedades respiratorias, entre ellas asma, cardiovasculares, diabetes e inmunodeprimidas.

La obesidad también es un factor agravante, y la OMS recuerda que esta patología actualmente es "una epidemia global". También cita estudios que señalan un mayor riesgo de hospitalización y fallecimiento para poblaciones indígenas. Sin embargo, señala que la coincidencia de la gripe A con el virus del Sida no es un factor agravante, mientras esos pacientes estén tomando antiretrovirales.

Según el último balance difundido por la OMS, 2.185 personas han muerto a causa de la gripe A, mientras que son más de 209.000 los infectados y con diagnóstico verificado en laboratorio. Según la actualización de datos que realiza semanalmente la entidad, el continente americano sigue siendo de lejos el más afectado, con más de 110.000 casos confirmados y 1.876 fallecidos. Le sigue Europa, con 42.557 casos y 139 decesos, de acuerdo a la contabilidad que lleva el organismo sanitario mundial.

"El Gobierno da garantía absoluta"

En España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirma que el sistema sanitario está preparado para el posible aumento de la propagación del virus H1N1 en otoño. El jefe del Ejecutivo añade que se ha asignado 333 millones de euros a afrontar la situación (mediante un crédito a cargo del Fondo de Contingencia), que se vacunará al 40% de la población (unos 16 millones de personas) y que se dispondrá de 15 millones de tratamientos con antivirales, según ha señalado en la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros tras las vacaciones. "Dispondremos de la vacuna al mismo tiempo que el resto de países de Europa", ha asegurado. "Contamos con medios para hacer frente a la situación [de la pandemia de gripe A]".

Zapatero ha querido enviar "un mensaje de tranquilidad" a la población, ante el avance de una enfermedad que ha dejado 20 víctimas mortales en dos meses. "No va a haber ningún problema ni en cuándo ni en cuánto [cantidad de dosis disponibles] respecto a la vacuna; el Gobierno da garantia absoluta", ha subrayado. El presidente ha explicado que el Ejecutivo ha puesto en marcha una política basada en la transparencia, la coordinación entre comunidades autónomas y la cooperación con las organizaciones profesionales y científicas; tanto con el comité científico creado al efecto como con el programa de investigación junto al Ministerio de Ciencia e Investigación.