Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat valenciana traslada de centro a un profesor por negarse a dar Ciudadanía en inglés

Educación "secuestra" las horas de la asignatura y las reserva para especialistas de inglés "itinerantes"

La Generalitat valenciana, que preside Francisco Camps, ha hecho efectiva su amenaza "verbal" al profesorado que se niegue a dar Educación para la Ciudadanía en inglés. El pasado viernes, la inspección educativa remitió un fax al instituto público Ballester Gozalvo conminando a la dirección a "dar el nombre" del titular de Filosofía -con destino definitivo en el centro- que no acepta impartir Ciudadanía en inglés, con el fin de trasladarlo para que su plaza sea ocupada por un "profesor itinerante".

Ante esta situación, el claustro de profesores ha hecho público este miércoles un pronunciamiento donde expresa su "más enérgica repulsa ante la actuación de la Administración educativa valenciana" y recuerda al consejero Alejandro Font de Mora que "el instituto no tiene ningún programa plurilingüe" y que, por tanto, "en esta materia debe regirse por lo establecido en el Real Decreto del ministerio que asigna la competencia en esta materia a los departamentos de Geografía e Historia".

El instituto -con más de medio millar de alumnos (el 35% de los cuales es inmigrante) y centra todos sus esfuerzos en conseguir la "máxima integración" de los niños de origen extranjero que llegan al barrio obrero de Campanar de Valencia- considera esta actuación como una "coacción" y un "chantaje" que se debe "denunciar". Máxime cuando la orden valenciana que obliga a traducir las clases de Ciudadanía al inglés -sobre la que pesan dos suspensiones cautelares que limitan seriamente la puesta en escena del inglés- está pendiente de resolución judicial "en breve".

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Comunidad Valenciana decía que su auto de suspensión que emitiría el fallo definitivo sobre el contenido de la demanda interpuesta por CC OO y el Gobierno central "en mayo".

En medio de esta maraña judicial, los directores valencianos entrevistados por este periódico consideran "una provocación" que la Consejería de Educación envíe a los inspectores a todos los institutos de Secundaria para "secuestrar" las horas asignadas a los Departamentos de Filosofía y de Geografía e Historia que deben asignarse a la materia de Ciudadanía, para que queden vacantes hasta que lleguen los más o menos 120 "profesores itinerantes" con competencia en inglés que se necesitan en todo el sistema.