La delgadez de una aspirante a Miss Universo reabre el debate sobre la masa corporal de las modelos

Stephanie Naumoska, de 19 años, mide 1,80 y pesa 49 kilos

La controversia ha saltado al concurso que ha elegido a la representante australiana en el certamen de belleza de Miss Universo. La modelo Stephanie Naumoska, de 19 años, una de las principales finalistas de un concurso que, según sus organizadores, promueve los "cuerpos saludables y proporcionados", mide 1,80 metros, pesa 49 kilos y tiene un índice de masa corporal de 15.1, muy por debajo del límite de 18. Para algunos, Naumoska es "piel y huesos"; para otros, ejemplo de la fisionomía típica de su país natal, Macedonia.

"Debería considerarse que Naumoska está por debajo de su peso y, ciertamente, debería hacérsele un análisis de sangre y examinar su dieta para determinar si sufre algún tipo de trastorno alimentario", ha dicho la dietista Melanie McGrice a un periódico local. La directora del desfile, Deborah Miller, ha señalado que Naumoska, quien fue derrotada en la final por la presentadora de televisión y modelo Rachael Finch, procede de Macedonia, lo que explicaría su extrema delgadez. "La gente de este país es alta, ágil y con huesos pequeños. Es su tipo de cuerpo, igual que las chicas asiáticas tienden a ser pequeñas", ha apuntado Miller.

Más información

La presidenta de la Asociación Médica Australiana, Rosanna Capolingua, ha manifestado que el concurso debería establecer un índice mínimo de masa corporal del 20. "Lo más lamentable de toda esta polémica es la imagen que se está trasladando a las jóvenes, que pueden ver esto como algo normal, cuando evidentemente no lo es", según Capolingua.

La ganadora en Australia Finch competirá por el título de la más guapa del mundo en el concurso de Miss Universo que se celebrará en las Bahamas el próximo agosto.

Lo más visto en...

Top 50