Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El invierno no ha sido tan duro como se pensaba

A pesar de las nevadas, la temperatura fue medio grado más alta que en 2005

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha hecho un balance de las temperaturas de este invierno. Al contrario de lo que está en boca de todos, esta estación se salda por ahora con una media de 7,4º, más de medio grado más cálido que el mismo periodo en 2004 y 2005, cuando se registraron medias de 6,5º y 6,7º respectivamente. La sensación de frío se ha percibido, según la agencia, por las bajas temperaturas máximas y los periodos de frío muy continuados. Las precipitaciones han sido normales para esta época del año, aunque han estado desigualmente repartidas. La vertiente atlántica ha sido la más seca, lo que podría estar relacionado con el cambio climático, según la

Agencia: "Las borrascas que se forman en las Azores solían ir hacia Europa y ahora se desvían hacia los polos, lo que se traduce en un déficit de precipitaciones en la vertiente atlántica que lleva notándose ya 10 o 12 años, aunque aún no está claro por qué ocurre, podría estar relacionado con el calentamiento global".

Sin embargo, el año pasado sí fue el más frío desde 1996. La temperatura media fue de 15º y las precipitaciones medias acumuladas a lo largo del año fueron de 711 litros por metro cúbico, según la Aemet. Destacaron las intensas precipitaciones en Sueca (Valencia), donde se batió el récord de litros por metro cuadrado en una hora (144) el 23 de septiembre de 2008. También fueron especiales los casos de Ceuta y las tormentas en el este de la comunidad madrileña (Coslada y Barajas), también en septiembre. Sobre las nevadas que se produjeron en Madrid el pasado enero, la agencia ha explicado: "En una época meteorológicamente complicada, creemos que hicimos la mejor predicción posible y, en cualquier caso, estamos acostumbrados a que se nos discuta".

Respecto a esta primavera, la Aemet ha dicho que no puede ofrecer previsiones fiables, aunque ha señalado que, de seguir la tendencia, se alcanzarán los niveles de otros años o ligeramente por debajo, y las temperaturas serán las previsibles para esta estación. Para los que salgan de puente, este viernes será el día más cálido y, según Aemet, Baleares será la única zona donde las temperaturas podrían ser un poco más bajas. Desde hoy, el termómetro irá en ascenso hasta el viernes, y el fin de semana habrá nubosidad en la parte sur de la península y posibilidad de lluvias débiles. Las temperaturas máximas rondarán los 18º en la zona norte y 24º en Andalucía. En general, será posible disfrutar de un tiempo agradable hasta el martes o miércoles de la próxima semana.