Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Obama, haz que lluevan caramelos"

Un libro electrónico recoge las peticiones de 150 niños al 44º presidente de los Estados Unidos

Hace algunas semanas, 4.500 niños de entre cinco y doce años fueron animados a que le hicieran llegar al presidente de EE UU sus pensamientos, sus inquietudes y sus sueños. El programa se llamaba Dear Mr. President y estaba impulsado conjuntamente por la Asociación Nacional de Educación (NEA, por sus siglas en inglés) y el portal kidthing.com. Ahora, un libro electrónico que podrá descargarse próximamente y de forma gratuita desde esta dirección recoge una selección de 150 de estas perlas.

Barack Obama, que recibirá en la Casa Blanca una copia especial del proyecto, se encontrará con que, fundamentalmente, las peticiones de estos niños se agrupan en dos grandes grupos: los que le solicitan el fin de la guerra o un planeta más limpio, y los que aprovechan la ocasión -por qué no- para solicitarle "un día de vacaciones para todos los niños del mundo" o... una lluvia de caramelos.

Al margen de las cartas de niños como Aaron, de siete años, o de Destiny, de doce, en la que amplían las competencias de su presidente hasta límites insospechados, hay también en el proyecto espacio para la reivindicación. La ecológica y, principalmente, la antibelicista.

Sasha, de 10 años, le explica a su nuevo presidente que está "muy contenta de no pertenecer a una familia de militares" pero que le entristece conocer que hay "personas que mueren en Irak" o que "en algún lugar haya gente que pierda a algún miembro de su familia".

En la misma línea, Anthony, también de 10 años, es claro y directo. Le insta a que EE UU "no vuelva a tener más guerras" y le pregunta por el sentido de éstas. "¿Por qué estamos luchando? ¿por qué no podemos ser todos amigos?".