Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre salva la vida a una mujer al enfrentarse a su agresor

La víctima recibió media docena de puñaladas en plena calle en el centro de Barcelona

La intervención de un transeúnte probablemente ha evitado la muerte hoy en Barcelona de una mujer a manos de su ex pareja sentimental, después de que el hombre, de unos 35 años, haya asestado en plena calle media docena de puñaladas a la mujer, que se encuentra mal herida.

El agresor, de nacionalidad española, ha atacado a la mujer, de origen extranjero, minutos después de las 9.00 horas en la confluencia de las calles Sicilia y Provença, muy cerca de la Sagrada Familia, a la vista de los transeúntes que circulaban por el lugar. El hombre ha asestado entre cinco y seis puñaladas a su ex pareja, algunas de ellas cuando ésta ya se encontraba tendida en el suelo, provocando el pánico entre las personas que transitaban por las inmediaciones, muchas de las cuales han echado a correr ante la actitud de extrema violencia del hombre, que se ha llegado a encarar con algunos de los testigos. Los Mossos d'Esquadra, que han confirmado que se trata de otro caso de violencia doméstica, han explicado que el agresor ha utilizado para su ataque un cuchillo de cocina que ha sido recuperado por la policía.

La intervención de un hombre, que circulaba con su vehículo por la calle Sicilia, ha resultado providencial para la víctima ya que, tras parar el coche, ha sacado del maletero una herramienta metálica que utiliza para el trabajo y propinado con ella varios golpes al agresor, consiguiendo que dejara de ensañarse con la víctima.

Aprovechando el desconcierto del agresor, este ciudadano ha podido llevar a la mujer hasta su coche y se ha alejado del lugar hasta que, pocos minutos más tarde, han llegado una patrulla de los Mossos d'Esquadra y una ambulancia, donde la mujer ha sido inicialmente atendida. "No paraba de darle incluso en el suelo y he parado el coche para sacar mis fierros de trabajo y darle", ha explicado este hombre, ecuatoriano.

Otro ciudadano, que se dirigía hacia su trabajo con un fajo de papeles bajo el brazo, también se ha enfrentado con el agresor con su carpeta repleta de folios como única arma. El agresor le ha arrancado de un manotazo los papeles y ha empezado a trocearlos con sus manos ensangrentadas y a dejarlos caer sobre el pavimento, que ha quedado tétricamente cubierto por multitud de folios teñidos de rojo.

La mujer, que ha perdido mucha sangre, permanece ingresada en un centro sanitario cercano, donde es atendida de sus múltiples heridas, aunque no se teme por su vida.

La policía autonómica detuvo al agresor nada más llegar al lugar de los hechos, sin que el hombre opusiera resistencia.

Otro de los testigos directos de este nuevo caso de violencia machista ha explicado que el hombre "se ha ensañado con la chica". "No ha titubeado en ningún momento. Estaba muy tranquilo. Incluso cuando la chica se ha caído al suelo ha ido a buscarle el cuello y no ha parado", ha relatado.