Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países ricos invirtieron 27 veces más en salvar sus economías que en ayuda al desarrollo

España experimentó en 2007 el mayor crecimiento de las donaciones a los más pobres de su historia, mientras disminuyeron por segundo año consecutivo las del resto de la comunidad internacional

Las inyecciones de capital de las economías más poderosas del planeta para sostener el sistema financiero mundial contrasta con la tendencia a la baja de las ayudas de esos mismos países a las naciones más pobres. Recientemente, los países ricos destinaron más de cuatro billones de dólares a salvar sus economías, una cifra 27 veces superior a lo que se necesitaría este año para asegurar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Así se desprende del informe La realidad de la ayuda 2008-2009 de Intermón Oxfam presentado hoy. La ONG advierte de que los efectos combinados de la crisis económica global y de este "abandono" de la ayuda pueden desembocar en un "tsunami humanitario".

"Lo que la crisis financiera deja meridianamente claro es que cuando hay voluntad política, hay recursos de sobra. En apenas tres meses los países ricos han puesto sobre la mesa 27 veces más dinero para paliar su propia crisis financiera que el que las organizaciones sociales venimos reclamando desde hace décadas para sacar a millones de personas de la pobreza", ha afirmado la directora general de Intermón Oxfam, Ariane Arpa.

El informe destaca que España experimentó en 2007 el mayor crecimiento de la ayuda al desarrollo de su historia y el mayor incremento de la ayuda de toda la comunidad de donantes. Pasó de destinar el 0,32% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2006 al 0,37% el año pasado. Esto supone un incremento de más de 709 millones de euros y sitúa a España en el séptimo lugar entre los donantes del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) en términos absolutos y en el undécimo lugar en términos relativos a su riqueza.

Este incremento de la ayuda española se debe fundamentalmente al aumento de las contribuciones a organismos multilaterales -Naciones Unidas, principalmente-, que supusieron más del 60% del total de donaciones. España destinó a Naciones Unidas 929 millones de euros en el ejercicio 2007, la mayor aportación de su historia.

A pesar de lo positivo de este incremento de la ayuda española, Intermón Oxfam lamenta que sólo se ejecutara en 2007 el 87% de la ayuda (en anteriores ejercicios la ejecución fue del 93%), por lo que reclama procedimientos administrativos más flexibles y más personal capacitado y adecuado para ejecutar el aumento de las donaciones.

Este histórico crecimiento de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de España en 2007 no sirvió como acicate para revertir la tendencia a la baja de las aportaciones económicas del resto de los países donantes, que redujeron su contribución a la lucha contra la pobreza por segundo año consecutivo, un 9% en 2007 con respecto a lo destinado en 2006.

"Mucho nos tememos que si esta tendencia a la baja de la ayuda al desarrollo internacional se consolida este año, como parecen indicar los datos, podemos estar ante un tsunami humanitario, como apuntaba el responsable de la FAO recientemente", ha alertado Ariane Arpa.

Madrid, única comunidad que reduce la ayuda al desarrollo

La ayuda descentralizada, es decir, la que conceden las Comunidades Autónomas, los ayuntamientos y otros entes locales se incrementó en un 15,6% en 2007, alcanzando los 512 millones de euros. Este aumento ha sido especialmente importante en las Comunidades Autónomas, que ha sido del 20% con respecto a 2006.

Entre las autonomías más generosas en términos absolutos destaca Andalucía, que incrementó su ayuda en 2007 en un 54,2% con respecto al año anterior. En términos relativos a su riqueza, Baleares fue la que hizo un esfuerzo mayor, al destinar un 0,57% de su presupuesto total y Navarra vuelve a ser la más generosa per cápita, donde cada ciudadano donó unos 31 euros a la cooperación. También destaca el incremento del 82,15% de Extremadura con relación al año anterior.

En general, la ayuda de las Comunidades Autónomas se dirigió principalmente a América Latina, región que se llevó el 59,3% del total y tan sólo un 9,2% fue a parar al África subsahariana, aunque esta cifra supone un incremento de casi el 30% con respecto a 2006.

La excepción la protagoniza la Comunidad de Madrid, que, según los datos proporcionados por el Plan Anual de Cooperación Internacional (PACI), sería la única autonomía en la que ha descendido el total de la ayuda oficial al desarrollo. Entre 2006 y 2007 Madrid redujo en algo más de dos millones de euros su presupuesto y pasó del 0,20% de 2006 al 0,17% el año pasado, de acuerdo con las cifras de la Dirección General de Planificación y Evaluación de Políticas de Desarrollo (DGPOLDE). Cataluña, a pesar de haber incrementado su ayuda en algo menos de un millón de euros, también desciende en porcentaje sobre su riqueza total, pasando del 0,23% en 2006 al 0,21% en 2007.

Más información