Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin a ocho siglos de desigualdad en la Albufera

Hombres y mujeres participan, sin ningún tipo de discriminación, en el tradicional sorteo de 'redolins' de la Comunidad de Pescadores de El Palmar

Por primera vez, la Comunidad de Pescadores de El Palmar ha realizado el sorteo de redolins, en el que se reparten los puestos de pesca de la Albufera, sin ningún tipo de discriminación.

La Comunidad de Pescadores ha readmitido a los 15 pescadores que fueron expulsados por apoyar a las cinco mujeres que llevaron a la institución a los tribunales. Ellas vieron reconocido en los tribunales su derecho a pertenecer a la Comunidad de Pescadores, pero como consecuencia del conflicto que ya duraba una década, 15 hombres continuaban fuera de la cofradía por apoyar la lucha de sus compañeras.

Interpretando literalmente el privilegio otorgado por el rey Jaume I a la Comunidad de Pescadores de El Palmar en el siglo XIII, la institución sólo admitía a los hijos varones de pescadores, una situación que condenaron varias sentencias judiciales.

Tras años de zozobra, en algunos de los cuales fue necesaria la mediación del Ayuntamiento de Valencia, sustrayendo a la institución centenaria la organización del sorteo para que se celebrase de forma igualitaria; esta mañana, 73 hombres y mujeres, todos hijos de pescadores de El Palmar, han elegido por riguroso turno de sorteo su redolí para la próxima temporada de pesca.

"Un día importante"

"Es un día importante", ha dicho José Caballer, presidente de la Comunidad de Pescadores. Caballer ha asegurado que con el sorteo de hoy se han "finiquitado los problemas" y ha confiado en "recuperar la armonía y la integración del pueblo [en realidad, pedanía de Valencia] para trabajar todos unidos".

En similares términos se ha expresado Teresa Chardí, miembro de la Comunidad. "Es un día muy especial", ha asegurado Chardí, "podremos pescar todos juntos y en convivencia".

Al acto no han faltado representantes del ámbito político como la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Maritina Hernández; la senadora y portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch; o el concejal de Devesa-Albufera, Vicente Aleixandre.

Alborch ha destacado que lo que ha sucedido "es una muestra de cómo las mujeres pueden luchar contra la desigualdad y superar los obstáculos".