Los expertos en medicina reproductiva piden en Barcelona legalizar las 'madres de alquiler'

La práctica, ilegal en España, sí está regulada en países como Gran Bretaña o Estados Unidos

Por razones estrictamente médicas y siempre que no quede otro remedio. Son los supuestos bajo los que los expertos en medicina reproductiva piden legalizar el empleo de las llamadas madres de alquiler: una técnica mediante la cual una mujer cede su órgano reproductivo para cobijar un embrión concebido in vitro por otra pareja. Esta medida, ilegal en España pero regulada en países como Inglaterra o Estados Unidos, permite tener hijos a las mujeres que, por ejemplo, se les haya extirpado el útero pero siguen produciendo ovocitos.

Más información

"Su uso no debería descartarse directamente, sino que merece examinarse caso por caso", ha apuntado la bióloga Anna Veiga, del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona. Una postura ampliamente defendida en el congreso de medicina reproductiva de Europa, inaugurado hoy en Barcelona con la participación de 7.000 especialistas y que se clausurará el próximo miércoles.

Las principales beneficiadas de este procedimiento son las mujeres que han sufrido cáncer de útero u otras problemáticas que inutilizan dicho órgano para acoger embriones, pero sin verse afectada la producción de óvulos. El miedo del Gobierno a implantar estas madres de alquiler recae en el difícil control sobre su uso y al miedo ante generar mercados negros de mujeres que ofrezcan su útero por necesidades económicas. Los especialistas han reivindicado que la práctica no debe generalizarse, pero rechazarla de por sí muestra cierta apatía del Estado para buscar una solución adecuada al problema. "Valdría la pena tomar en consideración una práctica que puede ayudar a miles de madres afectadas", ha remachado Veiga.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50