Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mapa de la homofobia de Estado

Un informe revela que 86 países en el mundo criminalizan las relaciones entre el mismo sexo

La detención, el pasado viernes, de dos turistas españoles en Gambia acusados de proponer a dos taxistas tener relaciones homosexuales ha puesto en relieve la situación mundial de la homofobia de Estado, es decir, las relaciones entre personas del mismo sexo penadas por ley.

Según un informe publicado por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Transexuales (ILGA), que agrupa 670 organizaciones de un centenar de países, hay 86 estados miembros de la ONU que aún castigan las relaciones entre personas del mismo sexo. En siete de ellos ser gay o lesbiana puede costar la vida.

Con el caso de los ciudadanos españoles finalmente liberados llegamos a conocer que la ley gambiana castiga con catorce años de prisión la homosexualidad, considerada en su código penal como un delito "antinatural". También fueron ampliamente publicadas las declaraciones del presidente Yaya Jammeh, que asegura que los homosexuales representan una "amenaza" para su nación, por lo que los invitaba a dejar el país.

Según el documento, que se puede encontrar en inglés en la página de ILGA, en Mauritania, Sudán, Yemen, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Irán y en algunos Estados del norte de Nigeria las relaciones sexuales consentidas entre hombres adultos son castigadas con la muerte.

Esto se debe a que algunos países o regiones, como en el caso de Nigeria, adoptan la sharía, la ley islámica. "El castigo para la sodomía es la muerte", dicta el código iraní y agrega que el juez decide cómo se procederá a castigar a los culpables. Arabia Saudí establece una "muerte por lapidación" si el hombres está casado con una mujer, y la pena de cien latigazos y el destierro por un año para los solteros.

Egipto, uno de los países más turísticos del mundo, permite las prácticas sexuales entre adultos del mismo sexo con consentimiento y en privado, pero regula estrictamente el escándalo público mediante normas que han sido empleadas contra gays para arrestarlos, perseguirlos y condenarlos. Más clara es la legislación en Marruecos que dicta que cualquier persona que cometa "actos lascivos o antinaturales" con otra de su mismo sexo será castigada con una pena de prisión de entre 6 meses y 3 años.

Machismo y homofobia

El informe, publicado el pasado 17 de mayo con el objetivo de coincidir con el día Internacional contra la Homofobia, detalla las leyes y normativas contra homosexuales y lesbianas en 93 países.

En la mayoría de ellos, los extractos de los diferente Códigos civiles y penales hace referencia explícita a la sodomía y a las relaciones entre hombres del mismo sexo. Las mujeres quedan relegadas a segundo plano en un documento en el que la mayoría de las naciones citadas pertenecen al mundo árabe u África (14 de ellos pertenecen a América Latina u Oceanía).

De los 93 países citados, de los cuales 86 se encuentran representados en la ONU, en tres las relaciones lésbicas no están tipificadas. En otros 40 países las relaciones entre mujeres es legal. Bahrein, Ghana, India, Jamaica, Brunei y Malaisia son algunos de los ejemplos de países en los que los hombres son castigados mientras que las mujeres no.