Soria defiende la "transparencia" de su gestión en la "crisis" del aceite de girasol

Sanidad ha dado a conocer un listado provisional con 200 de los 800 aceites libres de sospecha

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha dado este lunes por terminada la "crisis alimentaria" tras detectarse aceite de girasol mezclado con aceites minerales procedente de Ucrania. En una rueda de prensa, el ministro ha destacado que el aceite ahora en el mercado es "seguro" y que, desde la activación de la alerta el viernes pasado, la "transparencia" y la "prudencia" han guiado la actuación de las autoridades sanitarias. Soria ha anunciado que el Ministerio que dirige publicará un listado con las marcas que no se han visto afectadas por la contaminación y ha precisado que, de momento, no hay riesgo en 200 de las 800 que comercializan aceite de girasol en España.

¿Qué sucede con las otras 600 marcas? Sanidad sostiene que aunque no puede garantizar que no hayan sufrido contaminación la toxicidad sería en todo caso muy baja y los efectos sólo se notarían en caso de consumo a largo plazo. Al estilo de Fraga en Palomares, el ministro ha lanzado un desafío a quienes sostienen que sigue habiendo riesgo. "No existe ninguna botella tóxica y le invito a que me traiga la botella que quiera para que me la tome, aunque con gusto la compartiré", ha afirmado.

Más información

Sanidad ha dado a conocer un listado provisional con 200 de los 800 aceites libres de sospecha: Grupo Acesur (con marcas como Consum, La Andaluza, Coosol, Guillemsol, El Corte Inglés o Hipercor, entre otras), Grupo Borges (Diasol, Comerco, Coaliment), Grupo SOS (Arlesol, Koipesol, Spar), Grupo Coreysa (todos los etiquetados con marca El Corte Inglés), Grupo Sovena (que suministra a los Hacendado), La Masía (con marcas como MasiaSol y Ausan), y Oleomartos (Mikel alimentación).

El titular de Sanidad ha resaltado que "no se ha reportado ningún caso de toxicidad" relacionado con el consumo de aceite de girasol y que "es la primera vez que se cierra una crisis sanitaria en tiempo récord: en menos de 72 horas". Asimismo, el ministro se ha felicitado del modo en que se ha producido el "vaciado sanitario" (la retirada de parte del aceite de girasol de la cadena alimentaria) y de que la Comisión Europea haya constatado "que las medidas que España ha tomado por ahora son suficientes".

El director de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, Félix Lobo, ha indicado en la misma comparecencia que "cada vez hay más evidencia de que se ha tratado de un fraude, de una adulteración voluntaria fuera de nuestras fronteras".

Lobo ha explicado que se han retirado 3.500 toneladas de este tipo de aceite de los establecimientos en España, aunque tampoco ha informado de las marcas que han vendido este tipo de aceite.

A la espera de que se conozcan próximamente las marcas que no se han visto afectadas, Lobo ha dado a los usuarios que tengan almacenado aceite de girasol tres opciones: "consumir el producto, esperar dos o tres semanas hasta que se termine el análisis de todas las marcas o devolverlo al establecimiento donde se compró".

Facua cuestiona las declaraciones de Soria

Facua ha cuestionado que la alerta sobre el aceite de girasol haya concluido y cree que el Ministerio de Sanidad y Consumo aún tiene que aclarar cuestiones a los consumidores. En concreto, según la asociación, hay "multitud de establecimientos comerciales de toda España que no han dejado de vender en ningún momento ninguna marca de aceite de girasol, como tampoco han paralizado su uso establecimientos de hostelería.

La asociación de consumidores ha criticado, asimismo, a Francisa Sauquillo, presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), porque se ha "limitado a justificar todas las medidas del Ministerio, sin cuestionar nada, llegando incluso a afirmar que no es el momento de plantear la preocupación existente sobre las marcas afectadas".

Lo más visto en...

Top 50