Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HRW acusa a las democracias occidentales de 'mirar para otro lado' frente a las 'democracias encubiertas'

La ONG denuncia que la UE y EEUU descuidan el respeto a los Derechos Humanos si un país celebra elecciones formales

La organización norteamericana 'Human Rigths Watch' (HRW) dio hoy a conocer su 'Informe Mundial' sobre el estado de los Derechos Humanos en el mundo. Aludió a los Estados disfrazados de democracia y que no garantizan los derechos humanos ni elecciones libres y justas, como Rusia, Pakistán o China y denunció que los Estados Unidos y la Unión Europea miran para otro lado y aceptan por legítimas elecciones dudosas "siempre y cuando el vencedor sea un aliado estratégico".

"En la actualidad, es muy fácil que los autócratas tengan éxito en instalar una democracia fraudulenta", afirmó el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth. "Eso se debe a que demasiados gobiernos occidentales insisten en que haya elecciones, pero no pasan de ahí" y "no presionan en cuanto a cuestiones cruciales de derechos humanos que hacen que la democracia funcione", lamentó.

En este sentido, el estudio cita como ejemplos a Bahrein, Jordania, Nigeria, Rusia o Tailandia, entre otros. Para mejorar la situación en estos países, HRW insiste en que tanto Estados Unidos como la Unión Europea deberían hacer más en su labor de vigilancia para defender asuntos como libertad de prensa, libertad de reunión o voto secreto. A juicio de Roth, "parece que Washington y los gobiernos europeos están dispuestos a aceptar incluso la elección más dudosa, siempre y cuando el 'vencedor' sea un aliado estratégico o comercial".

Recorrido por el mundo

HRW da un vistazo por decenas de países y la situación en muchos de ellos no es muy alentadora. Así, detectó violaciones de los Derechos Humanos en Chad, Colombia, Etiopía, Irak, República Democrática del Congo, Somalia, Sri Lanka, Sudán, Arabia Saudí, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Eritrea, Irán, Libia y Vietnam. Además, criticó el bloqueo israelí en la Franja de Gaza por constituir un castigo colectivo que viola la legislación internacional.

El informe también considera una gran preocupación la "guerra contra el terror" emprendida por Estados Unidos y que es origen de numerosos abusos de las autoridades a detenidos, recordando los 275 detenidos que se encuentran en la Bahía de Guantánamo sin acusación formal. HRW reitera en su informe que este país sigue teniendo la tasa de encarcelación más elevada del mundo y los hombres negros son encarcelados a una tasa seis veces mayor que los blancos.

Como aspecto positivo, la organización señala la exigencia de cuentas a líderes abusivos. HRW aludió a este respecto a Alberto Fujimori y Charles Taylor, ex presidentes de Perú y Liberia, respecivamente, que se encuentran en juicio para responder por innumerables violaciones de los Derechos Humanos.