Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos de Inglaterra, el primer holograma real

Un holograma del heredero de la Corona inaugura una conferencia celebrada en Abu Dhabi sobre el futuro de la energía

El príncipe Carlos de Inglaterra inauguró ayer la Cumbre Mundial sobre la Energía del Futuro, que se celebra en Abu Dhabi. Pero lo ha hecho de una manera peculiar, utilizando las nuevas tecnologías. Él no ha estado presente en carne y hueso pero su figura, de igual altura y dimensiones que las reales, era lo que veían los asistentes. Sobre la tarima, un holograma del heredero de la Corona británica ha dado el discurso de inauguración, según informa el periódico italiano La Repubblica.

"He querido aparecer en esta conferencia - explicó - para felicitar a Abu Dhabi por su proyecto de crear una ciudad, llamada Masdar, con el máximo aprovechamiento de los recursos naturales". Su despedida tampoco fue la habitual en este tipo de eventos. El príncipe ha concluído: "Y ahora voy a desaparecer en el aire, sin dejar ninguna huella de carbono", que dejó boquiabiertos a todos los asistentes.

El príncipe de Gales no viajó hasta Abu Dhabi esgrimiendo una razón de peso: su compromiso con el medio ambiente. Se trata de un modo de 'viajar' de un continente a otro que permite ahorrar no sólo millones de euros en transporte sino evitar emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. El príncipe Carlos, señaló en su discurso que "nos quedan menos de diez años para ralentizar, parar e invertir la emisión de gases de efecto invernadero".

El discurso, de seis minutos, había sido grabado hace unas semanas en Highgrove, la residencia campestre de Carlos de Inglaterra. Ian O'Connell, director de la compañía que se ocupó de la grabación, asegura que se trata de una técnica "muy sencilla". Se graba en dos dimensiones, con una cámara, y al proyectarse con un proyector de gran resplandor, según ha explicado. La imagen, los movimientos, la voz clara, los gestos... todo era tan real que los espectadores podían tener dudas de si sobre el estrado estaba el auténtico príncipe Carlos o su holograma.

Antes que él ha habido otros que se han servido de esta técnica, como el propietario de Virgin o el futbolista David Beckham, pero hasta el momento todos lo han hecho grabando sus mensajes previamente. La última novedad de los hologramas es que ahora las emisiones se pueden hacer en tiempo real. Así se va a poder cumplir el deseo de muchos, estar en dos sitios a miles de kilómetros al mismo tiempo.