Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Compañía de Jesús, la poderosa orden más numerosa de la Iglesia Católica

La Compañía de Jesús, que hoy ha elegido como nuevo Prepósito al español Adolfo Nicolás, es la orden religiosa masculina de la Iglesia Católica con el mayor número de miembros, 19.126, según el último censo de los jesuitas.

Fundada por el español San Ignacio de Loyola en 1540 y aprobada por el papa Paulo III, la Compañía de Jesús está presente en 127 países y en todos los campos de la sociedad.

A lo largo de sus casi 500 años ha sufrido numerosos avatares y en su historia hay momentos difíciles, como cuando fue suprimida en 1773 por el papa Clemente XIV, aunque más tarde, en 1814, la restituyó el papa Pío VII.

En la época en que estuvo dirigida por el español Pedro Arrupe, desde 1965 a 1983, las relaciones con el Vaticano también fueron difíciles. En aquellos años el compromiso social de los jesuitas, sobre todo en Iberoamérica, desató gran preocupación en el Vaticano.

Pablo VI denunció que miraban con excesiva simpatía a los movimientos políticos radicales enemigos de la Iglesia, en alusión al marxismo.

Aunque el Pontificado de Juan Pablo I duró sólo 33 días, Albino Luciano tuvo tiempo de enviarles una carta en las que les pedía que no creara "confusión y desorientación" entre los fieles. Juan Pablo II dijo que no estaba satisfecho con la Compañía.

Los jesuitas, según sus normas, trabajan por la evangelización del mundo, en defensa de la fe y la promoción de la justicia, en permanente diálogo cultural e interreligioso.

La finalidad de la Compañía es "la perfección cristiana, propia y ajena, para gloria y servicio de Dios". Dispuestos a ser enviados inmediatamente allí donde el Papa determine que son necesarios, los jesuitas además de los tres votos de los religiosos -pobreza, castidad y obediencia- tienen un cuarto voto, que es de obediencia al Pontífice.

La presencia de los jesuitas ha sido constante desde su fundación en países donde la religión católica ha sido perseguida o prohibida, como China, Cuba o Vietnam, o con mayoría islámica o budista. Los jesuitas prestan servicios en los campos más diversos de la sociedad, especialmente en los de acción social y educación.

En la acción social sus objetivos, proclaman, son impregnar las estructuras de la vida humana con una expresión más plena de amor y justicia, lo que les lleva a estar presentes en centros de estudio y publicaciones, en asociaciones de cooperación al desarrollo, en el voluntariado y en proyectos de apoyo a las clases más necesitadas.

La educación la asumen como participación en la misión evangeliadora de la Iglesia. Tienen instituciones en todos los niveles educativos: universidades, colegios, centros de formación profesional y redes educativas.

Tienen centros en 69 países: 207 instituciones de Educación Superior (universidades), 472 de secundaria, 165 de primaria y 78 de profesional o Técnica, donde estudian 2,5 millones de alumnos.

En España disponen de 67 colegios, en los que estudian unos 70.000 alumnos y nueve universidades -Pontificia de Comillas, de Madrid; Deusto, en Bilbao; Teología de Granada; INEA en Valladolid; ESADE en Barcelona; ETEA en Córdoba; E.U. Magisterio SAFA en Ubeda; CESTE en Santander e IQS en Cataluña- con 50.000 jóvenes. También tienen prestigiosas universidades, como la Gregoriana de Roma.

Los jesuitas publican numerosas revistas especializadas en teología y cuentan con 66 emisoras de radio y 27 televisiones en el mundo, además de 30 editoriales en todo el mundo. Entre sus publicaciones periódicas se encuentra La Civiltá Cattolica, América, Razón y Fe, Sal Terrae, Mensajero y Migraciones.

La Compañía de Jesús está regida por el Prepósito General (Padre General), cuyo cargo es vitalicio y sólo se elige uno nuevo en caso de fallecimiento, por enfermedad grave o si, en conciencia, él mismo considera que debe renunciar. Como ha ocurrido ahora. Para la elección, no hay candidatos y se hace por mayoría en una votación secreta (hoy han votado 217 de los 225 asistentes).

Por encima de él, la Congregación General (CG) es el órgano supremo de gobierno. La disminución de vocaciones que ha afectado a la Iglesia entera en los últimos decenios también se ha hecho patente en la Compañía. En 1996 eran 35.920 y el pasado año habían descendido a 19.216.

No obstante, según datos de la compañía, en 2007 entraron 486 nuevos novicios, el 40 por ciento en Asia. De los 19.216 actuales, 13.491 son sacerdotes. Los escolares

(jesuitas preparándose para ser sacerdotes) son 3.049, los Hermanos (jesuitas no sacerdotes) 1.810 y los novicios 866. La edad media es de 57,34 años.

Presentes en 127 países, la Compañía está dividida en 91 provincias, que se agrupan a su vez en diez 'Asistencias', de las cuales la más numerosa es la de Asia Meridional con 4.018 jesuitas (el 20,9% del total).

De las 91 provincias, las más numerosas son las de Italia (667 jesuitas) y la de Castilla (España, con 638). Por países, son Estados Unidos y la India los que cuentan con mayor número de jesuitas. En España existen 1.534.

Los jesuitas cuenta actualmente con diez cardenales, aunque sólo dos electores, por ser menores de 80 años (Jorge Mario Bergoglio de Argentina y Julius Riyadi Darmaatmadja de Indonesia) y 91 obispo. Entre sus miembros se encuentra Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, director de Radio Vaticano y director del centro Televisivo Vaticano.