Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 70% de los inmigrantes se asientan definitivamente en España

Las estimaciones indican que en 2025 habrá más de ocho millones de nuevos residentes

Siete de cada diez inmigrantes que llegan a España se asientan definitivamente en el país, que cuenta con el mayor porcentaje de residentes extranjeros de la Unión Europea, el 9,9 por ciento, por delante de tradicionales receptores de inmigrantes como Francia (9,6%), Alemania (8,9%) o Reino Unido (8,1%). Así se desprende del II Anuario de la Comunicación del Inmigrante, presentado este miércoles en Madrid por la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, y en el que se estima que España tendrá más de ocho millones de nuevos residentes en 2025. España es el país que más inmigrantes recibe por detrás de Estados Unidos.

Rumí ha querido destacar que en 2007 se superarán los 200.000 contratos de trabajo en origen de trabajadores extranjeros firmados en 2006, de forma que la mayoría de los inmigrantes acceden a España de forma legal. "En los dos últimos años las entradas de inmigrantes a través de canales legales son superiores a las llegadas de forma clandestina", ha recalcado. Así, durante el presente año, se contratarán a más de 250.000 inmigrantes regulares y el número de autónomos crecerá ocho veces más que la de los nativos (cerca de 200.000 tienen negocio propio).

Los inmigrantes también suponen un acicate para el consumo, ya que este año destinarán más de 40.000 millones de euros a la compra de viviendas, automóviles y todo tipo de bienes.

El Anuario recoge asimismo el cambio de mentalidad de los nuevos residentes: el 70 por ciento se asentará definitivamente en España. Rumí ha comentado que esto puede estar relacionado con las personas a las que su nueva vida en España les ha ido bien, han reagrupado a sus familiares y disfrutan de una mayor estabilidad.

Por otro lado, casi el 17 por ciento de los nacimientos en el país son niños de parejas mixtas o con los dos padres extranjeros, cuando años atrás dicho porcentaje alcanzaba sólo el cuatro por ciento. Cerca de dos de cada diez matrimonios son mixtos (casi 34.000 en 2006) y el 15 por ciento de los inmigrantes ha comprado una vivienda en propiedad.