Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reabiertas al baño la mayor parte de las playas de La Manga cerradas ayer por la presencia de un tiburón

Las autoridades creen que el riesgo para los bañistas es "prácticamente nulo"

Protección Civil ha decidido esta tarde la reabrir al baño la mayoría de las playas de la Manga que ayer fueron cerradas por la presencia de un tiburón. Se mantiene la prohibición en las tres playas del Peducho. Las autoridades han optado por cerrar las playas para evitar posibles daños a los bañistas y facilitar las labores de búsqueda del escualo por parte de los socorristas y científicos.

El director general de Protección Civil, Luis Gestoso, ha explicado que "hoy solo se ha visto al tiburón una vez, sobre las 12.00 horas, mientras que ayer fue visto varias veces. Se ha concluido que no supone un riesgo para las personas, porque no se le ve". La decisión ha sido tomado conjuntamente con los científicos de la Dirección General del Medio Natural, enviados por el consejero Desarrollo Sostenible, Benito Mercader. "El riesgo es prácticamente nulo", ha concluido.

Gestoso ha señalado que a las 20.00 un barco zarpará de nuevo junto con un grupo de científicos para intentar localizar al tiburón. La embarcación contiene una jaula para, en caso de encontrar al animal, "se arrastraría y se llevaría a alta mar". Al mismo tiempo, el director de Protección Civil ha destacado que "hay montado un dispositivo por si estuviera en mal estado", para así "darle tratamiento".

Las playas de La Manga que se cerraron ayer fueron las comprendidas entre el canal de Marchamalo y la Veneziola. Desde las siete de la mañana aproximadamente, técnicos de la Dirección de Medio Natural han estado trabajando con embarcaciones de la Comunidad Autónoma para capturar al tiburón o comprobar si se ha marchado y poder abrir las playas.

El animal pudo verse ayer por distintas zonas de la costa. Algunos bañistas en la playa del hotel Doblemar lo localizaron hacia las cinco y cuarto de la tarde. Embarcaciones de Protección Civil lo volvieron a encontrar, pasadas las ocho, en El Pedruchillo. Una media hora antes se le había visto en la playa de Eurovosa y poco antes también por la zona de la urbanización Haway y Las Brisas.

Responsables de Protección Civil y científicos del Instituto Español de Oceanografía supervisaron el frente litoral por donde se iba moviendo el animal para averiguar si había sufrido algún daño.