Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mar Caspio esconde grandes yacimientos de petróleo

Vista aérea del Mar Caspio, que ha experimentado fuertes variaciones en su nivel de agua en las últimas décadas
Vista aérea del Mar Caspio, que ha experimentado fuertes variaciones en su nivel de agua en las últimas décadas Satélite Envisat

El satélite Envisat muestra la parte sur del Mar Caspio, el mayor del mundo totalmente cerrado, que esconde en su interior y en sus cuencas aledañas grandes yacimientos de petróleo. Cuenta con una superficie total de 371.000 kilómetros cuadrados. Mide 1.200 kilómetros de norte a sur, limita con Rusia y Kazajstán al norte, con Azerbaiyán al oeste, con Turkmenistán al este y con Irán al sur.

El Caspio ha experimentado grandes variaciones en su nivel del agua en las últimas décadas, por culpa de la acción del hombre, particularmente por la construcción de presas.

El nivel cayó en los años sesenta y setenta y ha crecido desde entonces, aunque ahora está bajando de nuevo. El Caspio está dividido en tres principales áreas: la norte, con una profundidad media de tan sólo 10 metros, la central, con un profundidad de entre 170 y 790 metros y la sur, con profundidades de entre 325 y 1025 metros.

Anida una biodiversidad única

Gracias a que el mar está cerrado, contiene una biodiversidad única, pero muy vulnerable a la contaminación de la agricultura y de la industria, particularmente la petrolera. La cuenca del Caspio es rica en yacimientos petroleros. El centro petrolífero de Bakú, capital de Azerbaiyán, está situado en la parte sur de la península de Apsheron.

La mayoría del territorio de Turkmenistán, a la derecha de la imagen, está formado por el desierto de Karakum. Al sur están las tierras verdes de Gilan-Mazanderan en Irán y la sierra de Alborz, que actúa como barrera para las nubes impidiendo que lleguen más al sur, lo que explica el contraste entre las tierras fértiles del norte y el desierto del sur.