Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La iglesia 'roja' de Madrid celebra su primera misa tras la orden de cerrarla a la liturgia

Los socialistas José Bono y Pedro Zerolo asisten a la ceremonia religiosa junto a más de medio millar de personas

El ex ministro de Defensa José Bono y el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, Pedro Zerolo, han asistido hoy, junto a más de 500 personas, a la misa celebrada en la Parroquia de San Carlos Borromeo, en el populoso barrio madrileño de Entrevías. Los párrocos han decidido oficiar la misa pese a la decisión del Arzobispado de Madrid, que el pasado 31 de mayo les retiró la labor de culto por no atenerse a la ortodoxia católica y ha cedido las instalaciones a Caritas Diocesana.

La ceremonia religiosa se ha realizado en el patio anexo a la parroquia, donde se han reunido vecinos del barrio y representantes de colectivos sociales, así como comunidades cristianas llegadas desde Valencia, Zaragoza, Salamanca, las islas Canarias, Barcelona, Santiago, Córdoba, Granada o Sevilla, quienes se han sentado en sillas o bien han permanecido de pie. Además, un coro de tres personas ha entonado algunas canciones como El himno de la alegría. Al acto también ha acudido el teólogo brasileño Leonardo Boff, uno de los fundadores de la Teoría de la Liberación. Posteriormente, los responsables de la asamblea de la parroquia han invitado a los asistentes a una comida. El encuentro celebrado hoy completa el ciclo de tres actos que los organizadores habían previsto para este fin de semana en la iglesia bajo el lema Unidos en la exclusión. Encuentro en torno a San Carlos Borromeo.

En su alocución, Javier Baeza, uno de los párrocos, ha señalado que "no nos tenemos por qué ir, si alguien cree que sobramos en la Iglesia pues ya sabe donde tiene la puerta. El decreto del Arzobispado de Madrid no habla de cierre, sino de sanación canónica; curiosamente una cosa que se sana es porque está enferma, pero yo no lo creo", ha afirmado. "La visita de Leonardo Boff confirmó, como él mismo dijo a los medios, que vino de peregrinación a un lugar sagrado, porque en torno a esta parroquia ha habido una gran marea de solidaridad con una población muy machacada durante estos últimos años", ha subrayado. Por último, a las preguntas de los periodistas por la presencia de José Bono y Pedro Zerolo, Baeza ha manifestado que "a nadie se le ha pedido la partida de bautismo y cuando menos la adscripción política".

"Otra Iglesia también es posible"

Bono ha señalado que si Cristo estuviese hoy en la Tierra "estaría también con la gente más pobre" y con las personas que se reúnen cada domingo en la Parroquia de San Carlos Borromeo. "Cristo, a los únicos que echó de la Iglesia, es a los que la convirtieron en una casa de comercio y de negocio. Aquí estaría a gusto, porque estaría con los suyos", ha indicado. "Yo voy muchos domingos a misa y hoy es otro domingo que he venido. Soy amigo de Enrique Castro (párroco de San Carlos Borromeo) desde hace muchos años y es una muestra también de solidaridad y de fe porque no todo el mundo entiende la fe de la misma manera", ha explicado. "En la Iglesia somos muchos los que cabemos, aunque a veces a los más ortodoxos les incomode que haya pecadores y gentes que no somos tan perfectos como ellos, pero tenemos que aguantarnos", ha manifestado.

Por su parte, Zerolo ha declarado que ha acudido a la misa "porque es la mesa solidaria, la mesa de los excluidos, la de aquellos que más sufren y luchan por los excluidos". "Siempre he estado, empecé aquí a trabajar y sigo conectado con Enrique de Castro, con los curas de barrio", ha dicho. "Soy laico y ateo, pero mi cura es Enrique y mi iglesia es San Carlos Borromeo; otra iglesia también es posible. Estoy siempre al lado de los que sufren y que menos tienen", ha afirmado al ser preguntado por qué había acudido a este encuentro.