Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañizares afirma que las misas de la parroquia 'rebelde' de Madrid no pertenecen a la Iglesia católica

El arzobispo de Toledo evita hablar de la participación del ex ministro Bono en la primera homilía tras la suspensión

El cardenal Primado de España y arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, ha sentenciado hoy que las "actitudes que se manifestaron ayer" en la misa que cerró el encuentro de apoyo de la parroquia San Carlos Borromeo del barrio madrileño de Entrevías, tras el decreto de suspensión firmado por el Arzobispado de Madrid, "ciertamente no son eclesiales".

Respecto a las declaraciones que hizo el ex presidente de Castilla-La Mancha José Bono, que acudió a esa misa celebrada al aire libre y en la que manifestó que "Cristo a los únicos que echó de la Iglesia es a los que la convirtieron en una casa de comercio y de negocio, pero aquí estaría a gusto porque estaría con los suyos", respondió que "antes de hablar con don José Bono no debo decir nada sobre sus declaraciones".

Una presencia "anecdótica"

No obstante, el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española ha indicado que, con relación al conflicto surgido con la parroquia de San Carlos Borromeo, es lo que el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, "haya decidido, lo que encuentra el apoyo de todos".

Por su parte, el párroco de la iglesia, Javier Balza, ha asegurado hoy que las palabras del teólogo brasileño Leonardo Boff le han dado "esperanzas" para seguir "luchando y denunciando las injusticias" que, a su juicio, sufren en esta parroquia.

El párroco se ha mostrado "emocionado" ante las palabras de este teólogo que, a su parecer, constituyen "una nueva llamada a seguir viviendo el Evangelio de Jesús". También ha valorado la presencia en la misa de Bono y de Pedro Zerolo, pero ha asegurado que su asistencia no deja de ser "anecdótica". "Nos consta que ayer hubo gente de otros partidos que no son famosos, apoyándonos", ha concluido.