Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nave espacial con 28 abolladuras

La NASA mantiene la misión del 'Atlantis' tras comprobar que los daños causados por el granizo no revisten gravedad

La NASA ha anunciado hoy que mantiene la misión del Atlantis a la Estación Espacial Internacional (ISS), prevista para finales de abril, tras comprobar que son superficiales los daños que sufrió el tanque externo de la nave durante la tormenta de granizo caída en Cabo Cañaveral.

Los ingenieros han terminado hoy de revisar las abolladuras causadas por el granizo a finales de la semana pasada en la parte superior del tanque externo y en un sector del transbordador, pero portavoces de la NASA han afirmado que se pueden reparar en el Centro Espacial Kennedy de la Florida.

"Veinte de las 28 abolladuras detectadas en el sector izquierdo de la nave ya han sido reparadas", dice la NASA en un comunicado. Los expertos de la agencia espacial temieron en un principio que los daños fueran mayores, lo que habría obligado a sustituir el tanque externo. Esto habría forzado un nuevo aplazamiento hasta por lo menos junio.

"Continuaremos las revisiones"

Originalmente, la misión de 11 días, la primera del año de los transbordadores, debía iniciarse el próximo jueves. "Continuaremos las revisiones por si surge algo, pero creemos que seguimos adelante sin problemas", ha indicado una portavoz de la NASA. Esas revisiones se realizaron durante toda esta semana después de que la nave fuera sacada de la plataforma de lanzamiento y trasladada a la Planta de Montaje de Vehículos en el Centro Espacial Kennedy.

La misión STS-117 de los transbordadores tiene que realizarse después de que la nave rusa Soyuz se desacople de la ISS tras realizar un relevo de tripulación y entregar suministros al transbordador a finales de abril.

Después del desacoplamiento se necesitarán algunos días con el objeto de preparar a la ISS para la llegada del Atlantis, asegura la NASA. Durante la misión, los seis tripulantes del transbordador instalarán una nueva viga, replegarán un conjunto de paneles solares y desplegarán otro en el sector de estribor de la estación orbital.