Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a dos años de cárcel un cura de Madrid que abusó sexualmente de un niño de 12 años

El Arzobispado de Madrid ha sido obligado a pagar una indemnización de 30.000 euros como responsable subsidiario

El sacerdote Rafael Sanz Nieto ha sido condenado a dos años de cárcel por la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de abusos sexuales continuados a un niño de 12 años. Además, el tribunal ha impuesto al Arzobispado de Madrid el pago de una indemnización de 30.000 euros como responsable civil subsidiario, según informa la Cadena Ser.

La Audiencia considera probado que el religioso, destinado en la parroquia madrileña de Aluche, abusó del menor entre 1998 y 2001. Sin embargo, se le absuelve del delito de violación en grado de tentativa. La Fiscalía pidió tres años de cárcel para el sacerdote.

La denuncia la planteó un grupo de catequistas de la parroquia ante la Fiscalía de Menores; en represalia, las autoridades eclesiásticas les expulsaron de la congregación. El arzobispado de Madrid, cuyo representante es el cardenal Antonio María Rouco Varela, admitió haber tenido constancia de los hechos; sin embargo, lo único que hizo al respecto fue "apartarlo de su labor" y recluirlo en un convento; en la actualidad, según la Iglesia, está jubilado.

El fiscal consideró probado que entre 1998 y 2001 el acusado se aprovechó de la relación que tenía con la familia del menor para cometer los abusos continuos tanto en la vivienda de éste como en la vicaría de una iglesia de Madrid, la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán, en donde colaboraba con las labores eclesiásticas. Durante su declaración ante el tribunal, el cura negó las acusaciones y aseguró que ayudaba al menor con sus estudios, a lo que se había ofrecido por la buena relación que tenía con la familia, quienes incluso llegaron a considerarle como un "abuelo" para el niño.