Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de personas convocadas por hombres recorren Sevilla contra la violencia machista

Casi cuatrocientas personas participaron esta noche en la manifestación que, primera convocada por hombres en España, ha clamado contra la violencia hacia las mujeres por las calles del centro de Sevilla, tras la pancarta "Hombres contra la violencia machista. El silencio nos hace cómplices".

La manifestación, en la que han participado tantas mujeres como hombres, estuvo amenizada por el toque de cuatro tambores y partió a las ocho de la tarde de las puertas de la Diputación Provincial de Sevilla para llegar una hora más tarde a la Plaza Virgen de los Reyes, por calles céntricas de la ciudad que no soportan un gran tráfico, por lo que no causó grandes transtornos en la circulación.

Convocada por el foro "Hombres por la igualdad", la marcha fue aplaudida en algunas ocasiones por mujeres que o bien la observaban desde las aceras o bien se unían al término de la manifestación. Los manifestantes corearon consignas como "Con la violencia ni un gramo de paciencia", "No a la violencia contra las mujeres", "No estamos locos, que sabemos lo que queremos" y "No te calles, únete".

En la cabecera de la manifestación iban el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo el delegado de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, y el delegado en Sevilla del Gobierno andaluz, Demetrio Pérez. Antes del inicio de la marcha, Zerolo dijo a Efe que "un hombre machista ni es hombre ni es nada" y que "el machismo es un transtorno que hay que combatir". También dijo que, por primera vez en España, desde el Gobierno se está luchando contra la violencia machista, imponiendo la paridad y con medidas como la Ley Integral contra la Violencia de Género.

"Iniciativa valiente"

Zerolo, que calificó la manifestación de hoy de "iniciativa valiente", confió en que sea la primera del "inicio de un proceso de movilización general". El portavoz del foro convocante de la manifestación, José Ángel Lozoya, dijo que aunque el 10 por ciento de los casos de violencia doméstica los sufren hombres, la violencia del hombre contra la mujer es distinta, porque persigue su sometimiento y sumisión, y añadió que nunca ha visto en un hombre el terror que sí ha visto en algunas mujeres maltratadas.

Al término de la protesta, en la Plaza Virgen de los Reyes, junto a la Catedral de Sevilla, uno de los manifestantes leyó un comunicado que empezó recordando una palabras del Nobel portugués José Saramago, quien al ser preguntado sobre si creía que los Gobiernos podían hacer algo contra la violencia contra las mujeres, se mostró escéptico diciendo que los hombres eran mayoría en los Gobiernos.

"Idea utópica"

En aquella ocasión Saramago agregó que tenía una "idea utópica", "una marcha de hombres por la calle y las mujeres apoyando desde las aceras" protestando por la violencia machista, una idea que, consideró el lector del manifiesto, hoy se ha hecho realidad en Sevilla. El manifiesto continuaba diciendo que el número de muertes de mujeres a manos de los hombres sigue siendo alarmante y que aunque en los últimos años se hayan adoptado medidas jurídicas y administrativas, estás son insuficientes y se precisa una "movilización general de la sociedad" que genere un "clima de tolerancia cero contra la violencia machista".

"La mayoría de los hombres no podemos consentir que se nos confunda con quienes toleran esa violencia", agregaba el manifiesto, que concluía abogando por "acabar con la presunción de que la mayoría de los hombres justifican esa violencia porque están contra la igualdad".