El Congreso aprueba la Ley de Dependencia por amplia mayoría

CiU, PNV, EA y Nafarroa Bai rechanzan la norma por cuestiones de índole competencial

El pleno del Congreso ha dado hoy luz verde al proyecto de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas, que garantizará el derecho a la atención social a todos los españoles mayores de tres años que no pueden valerse por sí mismos. El texto ha contado con el respaldo de todos los grupos, salvo de CiU, PNV, EA y Nafarroa Bai, que han rechazado la norma. Los nacionalistas entiende que invade competencias exclusivas de las comunidades autónomas en materia de servicios sociales.

Principales puntos de la ley de Dependencia
Más información
600.000 discapacitados tendrán ayuda en 2009

La iniciativa legislativa del Gobierno, que ahora será remitida para su debate y votación al Senado, se ha acordado por 295 votos a favor, 15 en contra y una abstención. Sin embargo, el PP se ha abstenido en siete artículos del proyecto por haberse eliminado, a instancias de grupos nacionalistas, el término "nacional" del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (inicialmente se denominaba Sistema Nacional de Dependencia). La futura ley configurará una red de utilización pública de centros y servicios sociales, cuya financiación recaerá en la Administración General del Estado, las comunidades autónomas y los propios beneficiarios mediante el copago, según su renta y patrimonio. La suscripción de un seguro de dependencia privado permitirá desgravar.

El texto ha contado con un amplio respaldo parlamentario dado el principio de acuerdo alcanzado entre los grupos parlamentarios de PSOE y PP. Este acuerdo fue posible después de que el PSOE aceptara transaccionar distintas enmiendas presentadas por el PP y que afectaban a cuestiones como el reconocimiento del derecho subjetivo y universal en el articulado de la norma y el compromiso de establecer una "atención preferente" a las personas afectadas por una dependencia severa.

A pesar de que el proyecto de ley ha superado con holgura el trámite del Congreso, el PP lamenta que los socialistas no hayan aceptado establecer un porcentaje de renta mínima exenta del copago, así como la gratuidad en la atención para los dependientes más graves. En cualquier caso, el texto no ha logrado el respaldo de toda la Cámara, tal y como pretendía el Gobierno, a pesar de las negociaciones mantenidas con los nacionalistas de PNV y CiU. En nombre de estos últimos, el diputado Carles Campuzano ha señalado que este proyecto de ley "abre en canal" las competencias autonómicas.

Además, CiU entiende que la memoria económica no garantiza la financiación ni los recursos que necesita esta ley y "deja al margen" a las clases medias que, a su juicio, serán las más perjudicadas por el sistema del copago. Por otro lado, Campuzano denuncia que el proyecto de ley excluye de la atención a las personas con discapacidad intelectual, problemas de salud mental y enfermos de Alzheimer de primer grado. En la tribuna de invitados del Congreso han estado personas con discapacidad y representantes de estos colectivos durante la votación.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, posa junto a tres discapacitados que se beneficiarán de la ley de Dependencia.
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, posa junto a tres discapacitados que se beneficiarán de la ley de Dependencia.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS