Sanidad alerta de que el consumo de 'cannabis' multiplica el riesgo de sufrir psicosis

Entre el 7 y el 10% de los escolares que prueban los porros se expone a sufrir un trastorno de dependencia

El inicio en el consumo de cannabis en edades tempranas incrementa entre dos y tres veces el riesgo de aparición de psicosis a lo largo de la vida y entre un 7 y un 10% de los escolares que lo prueban tiene riesgo de dependencia, según ha advertido hoy la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, durante la presentación de un informe sobre los efectos de los porros para la salud. A pesar de que la ministra ha criticado el fácil acceso de los jóvenes a esta sustencia, cuyo consumo privado es legal en España, no es partidaria de cambiar la legislación.

Más información

El estudio, realizado por la Comisión Clínica del Plan Nacional sobre Drogas, también alerta de la relación entre el cannabis y los accidentes de tráfico y el fracaso escolar. Salgado ha explicado que con este informe pretende contribuir a desterrar "opiniones y mitos sobre la pretendida inocuidad" de esta sustancia, que tiene en Internet uno de sus mejores aliados: el 62% de las paginas más populares analizadas se muestran favorables al consumo de esta sustancia. La prevalencia del consumo de los porros entre los adolescentes españoles de 15 a 18 años ha aumentado de 18,2% a un 36,6% en los últimos 10 años, y la edad media de inicio ha disminuido desde 15,1 a 14,7 años.

Peligro de dependencia

La última encuesta escolar sobre drogas (de 2004) indicaba también que unos 700.000 jóvenes habían consumido cannabis en el último mes. El documento presentado hoy, que recoge y analiza diversos estudios españoles y europeos, pone asimismo de manifiesto que entre un 7 y un 10% de los jóvenes que abusan de esta droga tienen el riesgo de desarrollar una dependencia. Para combatir esta tendencia, Sanidad continuará con sus planes y estrategias preventivas y descarta en cualquier caso cambiar la legislación al objeto de penalizar el consumo de esta droga en la esfera privada. La ministra ha indicado que en sus estrategias futuras se tendrá muy en cuenta el papel que juega internet así como la baja percepción de riesgo.

En este sentido, ha informado de que mientras en 1994 un 60% de los estudiantes de secundaria consideraban que el consumo del cannabis traía problemas, diez años después este porcentaje se había reducido al 36%. También ha aumentado la proporción de urgencias hospitalarias por reacción aguda a sustancias psicoactivas con presencia de cannabis, pasando de un 7,4% a un 22,8 en los últimos ocho años. Actualmente, el 10,2% de todas las solicitudes para recibir un tratamiento de deshabituación son por esta droga, pero a juicio de Salgado se trata de un porcentaje bajo teniendo en cuenta el número de consumidores.

La pérdida de motivación, ideas paranoides y problemas respiratorios son los principales motivos aducidos para solicitar tratamiento. Los problemas y trastornos se acentúan cuando el consumo se inicia antes de los 15-16 años, probablemente a causa de que el cannabis produce cambios neurobiológicos durante determinados periodos del desarrollo del cerebro. En los adolescentes, y siempre según el informe del Plan Nacional sobre Drogas, el inicio temprano en el consumo de esta sustancia puede traducirse en un peor rendimiento escolar, aumento del absentismo, abandono prematuro de los estudios y mayor conflictividad.

Ansiedad y depresión

En cuanto a los transtornos mentales, el informe asegura que los de ansiedad junto con los depresivos son las complicaciones psiquiátricas más frecuentes, asociadas al consumo de esta sustancia. Los últimos estudios científicos demuestran que el consumo de cannabis puede incrementar entre dos y tres veces el riesgo de aparición de psicosis a lo largo de la vida. Así, se pone de manifiesto que existe una relación causa-efecto entre el consumo de esta sustancia y la aparición posterior de psicosis. Esta relación depende de la dosis, a mayor consumo, mayor riesgo. También se ha demostrado que el consumo de esta droga al principio de la adolescencia aumenta el riesgo de psicosis, sobre todo en aquellas personas que tienen una predisposición genética.

El cannabis altera la capacidad cognitiva y el rendimiento psicomotor y, en un reciente estudio realizado en Francia, sobre un total de 10.748 conductores implicados en colisiones de tráfico mortales, se demostró que la presencia de esta sustancia triplica el riesgo de colisión. En la misma línea, otro estudio australiano puso de manifiesto que el consumo de cannabis en las tres horas previas a un accidente de tráfico iba asociado a un riesgo casi cuatro veces mayor de ingreso hospitalario o muerte a consecuencia de la colisión.

Salgado presenta el informe junto a la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya.
Salgado presenta el informe junto a la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50