Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid limitará el acceso al centro de la ciudad a los vehículos más contaminantes

El Ayuntamiento gastará entre 2006 y 2O10 501,8 millones de euros en limpiar el aire de la capital

El Ayuntamiento de Madrid limitará en 2008 el acceso al centro de la ciudad a los vehículos más contaminantes, es decir, a los que no cumplan las directivas europeas de emisión y combustión de gases, incluidos los coches particulares, los taxis y los vehículos de reparto. Ésta es una de las medidas recogidas en la Estrategia Local para la Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid aprobada hoy por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento.

La medida persigue mejorar la calidad del aire de la ciudad y reducir un 13% (4.000 toneladas) las emisiones de óxidos de nitrógeno (NO2 y NO) hasta 2010. Para ello, cuenta con un presupuesto total de 501,81 millones de euros en el periodo 2006-2010. Este plan, con el que se cumple un compromiso electoral del Gobierno de Gallardón, contempla medidas específicas para reducir dos contaminantes que tienen especial incidencia en la capital, como son las partículas en suspensión (PM10) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

La iniciativa incluida en la Estrategia Local para la Calidaddel Aire de la Ciudad de Madrid 2006-2010, aprobada hoy por la Junta de Gobierno y dotada con un presupuesto plurianual de más de 500 millones de euros, según ha informado en rueda de prensa el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, y la concejala de Medio Ambiente, Paz González. La concejala ha reconocido que en 2005, por la climatología excepcional, se superaron en tres ocasiones en Madrid los niveles de PM10.

Sin peajes a los de fuera

González ha explicado que el tráfico rodado es la causa que más contribuye a aumentar la contaminación en la ciudad, por lo que la mayoría de las iniciativas del plan se dirigen a la restricción del tráfico, el fomento del transporte público, una nueva regulación de la circulación, medidas sobre vehículos y otras que fomenten los desplazamientos no contaminantes. Entre las medidas de restricción al tráfico, destaca el establecimiento en el centro urbano de una Zona de Emisión Baja (ZEB). Según González, está previsto que en el año 2008 se implante esta zona en el casco histórico de la ciudad, de manera que por él no podrán circular los vehículos de mercancías y taxis que no cumplan la directiva Euro I sobre emisiones y combustión (los más antiguos y contaminantes). Son los que tienen más de 13 años. Y a partir de 2010, tendrán prohibido su paso los vehículos fabricados antes de 2004.

La restricción en 2008 se producirá en el área comprendida entre los paseos de Recoletos y Prado, las rondas, las calles de Bailén y Ferraz, el paseo del Pintor Rosales, Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera y Génova, y se ampliaría más adelante hasta incluir todo el barrio de Argüelles, Chamberí, Retiro y el barrio de Salamanca, e incluso todo el área rodeada por la M-30 en una tercera fase, eso sí, si no se consigue reducir la contaminación. Además, se incrementarán las plazas destinadas al aparcamiento de motos pero lo que no hará el Ayuntamiento es establecer un peaje para los vehículos provenientes de otras localidades que entren a la ciudad.

Al respecto, Gallardón, ha dicho: "Yo soy de los que piensa que el triunfo definitivo del transporte público vendrá de la calidad de la oferta del transporte, más que de los sistemas de penalización del transporte privado".