Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La entrada de una masa de aire africano eleva los niveles de contaminación en Madrid

Las partículas son de origen natural y no suponen riesgo marcado para la salud, según el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Madrid ha alertado hoy a todos los ciudadanos, y en especial a los que sufren problemas respiratorios, que eviten realizar actividades que supongan esfuerzo físico al aire libre, debido al aumento de la contaminación por partículas en suspensión en el aire. La culpa la tiene una masa de aire africano que atraviesa la península, y que tendrá especial incidencia sobre todo mañana en la capital.

El Departamento de Calidad del Aire del Ayuntamiento ha emitido un aviso público pese a que "las partículas, al ser de origen natural, no suponen riesgo marcado para la salud", aunque sí ha llamado la atención a personas con problemas respiratorios, alérgicos o de asma. Además, con objeto de reducir el nivel de contaminación, se recomienda a los ciudadanos usar el transporte público en detrimento del coche.

El director del Observatorio Atmosférico de Izaña, situado en la isla de Tenerife y dependiente del Instituto Nacional de Meteorología, Emilio Cuevas, ha explicado que la nube de polvo, procedente del Sahara Occidental, ha entrado por el sureste de la península y avanzará en las próximas horas hacia el norte, hasta alcanzar una línea horizontal imaginaria situada a la altura de la ciudad de Madrid. Este experto ha explicado que los niveles más altos de contaminación se registrarán previsiblemente mañana en la capital, ya que las partículas procedentes de África se sumarán a la contaminación habitual en la ciudad. Pero su impacto será muy limitado, ya que se mismo día la masa de viento se irá desplazando hacia el oeste para diluirse al llegar al Atlántico.

El umbral de la calidad del aire se sitúa en 50 microgramos de partículas en suspensión por metro cúbico. La masa de aire africano puede provocar concentraciones que localmente pueden ascender hasta 100 microgramos.