Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de estudiantes se manifiestan en Madrid contra la LOE

Denuncian los "privilegios" que a su juicio concede el texto a la enseñanza concertada

Unos mil estudiantes de Educación Secundaria, Bachillerato y algunos profesores (3.000, según los convocantes) se han manifestado esta mañana por el centro de Madrid para protestar por las "concesiones" que, a su juicio, han hecho el PSOE y el Gobierno a la escuela concertada en el proyecto de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y en defensa de la escuela pública. Con esta protesta, en vísperas del debate de la reforma en el Congreso de los Diputados, estos alumnos denuncian el "giro estrepitoso a la derecha" que ha tomado la reforma educativa. En Cataluña, la jornada de huelga y de protesta ha tenido una repercusión mínima. En el centro de Barcelona se han concretado 200 estudiantes.

En Madrid, tras la pancarta Por una ley de Educación de Izquierdas para defender la Educación Pública, que firman el Sindicato de Estudiantes y las organizaciones de trabajadores CGT y STEN-STES, los manifestantes han demandado más recursos para la red pública con gritos de "¡Oh sí, becas sí, oh no, becas no!", "¡ni tasas, ni Selectividad, el hijo del obrero a la Universidad!", "¡una tanqueta son 100.000 carpetas!", "¡presupuestos militares para gastos escolares!" y "¡el dinero del banquero para el instituto obrero!". Las concentraciones convocadas en Andalucía han estado también marcadas por la escasa participación debido, según los organizadores, a la descoordinación y falta de apoyo del profesorado, y en Sevilla sólo 30 alumnos han ido a la manifestación.

Los profesores y maestros convocados a la huelga por CGT se han concentrado esta tarde en varias ciudades y delante del Ministerio de Educación y Ciencia en Madrid. En Madrid, el acto apenas ha convocado a un centenar de personas. En Valencia, han sido 15.000 según la organización y mil para la Policía Nacional. El Sindicato de Estudiantes también ha convocado una huelga en los centros de Secundaria para pedir al Gobierno "medidas efectivas" para compensar las desigualdades y aumentar la calidad en la escuela pública, tales como la disminución del número de alumnos por clase o la creación de "nuevos perfiles profesionales" y un "número suficiente" de profesores. También piden que los centros estén gestionados de forma "democrática y participativa".

"Prebendas" para la enseñanza concertada

Para los responsables del sindicato de profesores STES -con distintas denominaciones en cada comunidad- es "especialmente lamentable" "que la LOE haya podido pasar ante parte de la opinión pública como una ley de izquierdas e incluso radical, cuando lo cierto es que supondrá la multiplicación de las concesiones y los privilegios para la enseñanza concertada de la Iglesia católica". Una opinión parecida ha manifestado en diversas ocasiones el Sindicato de Estudiantes. A pesar de que la LOE nunca ha tenido el respaldo total de estas organizaciones, han sido las últimas reuniones del PSOE con los representantes de la escuela concertada lo que ha sembrado más alarma.

Consideran que se ha cedido en puntos importantes, como permitir que los centros aumenten hasta un 10% el número de alumnos por clase cuando lleguen inmigrantes a mitad de curso en lugar de reservar plazas para ellos. No están de acuerdo tampoco con los conciertos educativos puesto que prefieren una escuela pública. El Sindicato de Estudiantes opina que se conceden a la Iglesia "todas las prebendas". Este sindicato ya salió a la calle el 14 de noviembre para pedir al Gobierno que atendiera como prioridad la escuela pública y sacara la religión de las aulas, entre otras cosas. Y también expresaron su rechazo a las políticas del PP en materia educativa allá donde gobiernan.

El pleno del Congreso votará mañana las enmiendas parciales que los grupos parlamentarios mantienen a la LOE y respaldará previsiblemente el proyecto de Ley Orgánica de Educación, que debatirá posteriormente el Senado. La secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, dijo ayer que si el texto es aprobado finalmente en el Congreso, las seis comunidades autónomas gobernadas por el PP impartirán los mismos contenidos comunes en historia, geografía y literatura y pondrán los exámenes de recuperación en septiembre en ESO, entre otras iniciativas. Según Pastor, la LOE "no garantiza las enseñanzas comunes", por lo que con esta norma desaparecerá "el patrimonio cultural común de los españoles como un azucarillo en un vaso de agua".

Texto "maquillado"

Por su parte, la Plataforma LOE-No, convocante de la protesta del 12 de noviembre, ha denunciado hoy el "maquillaje" que ha sufrido el texto durante su tramitación y ha reiterado que llevará a cabo "nuevas acciones" contra él. Los responsables de esta plataforma han asegurado que el texto que se someterá a votación es "decepcionante y un calco" de la LOGSE, ley que ha provocado "las elevadas tasas de fracaso escolar". La plataforma, en la que están representadas la Confederación Nacional Católica de Padres, la patronal CECE o el sindicato USO, ha denunciado que "todos los partidos, incluido el PP", hayan dado prioridad "a la lucha partidista" y ha lamentado que no hayan logrado "un gran pacto que garantice la estabilidad del sistema".